martes, 18 de octubre de 2011

¿Qué nos dice Baudelaire a través del poema El albatros?








Análisis del poema:

Está estructurado por 4 cuartetos, de 14 sílabas, versos alejandrinos de arte mayor y predomina la rima consonante.

El título es emblemático y simbólico al mismo tiempo, emblemático porque ya sugiere algo de que se va hablar, va hablar del albatros (grande ave marina), y es simbólico porque va simbolizar algo del albatros. Este poema, si bien no es uno de los más hermosos de Baudelaire, es uno de los más célebres, es el que más representa a Baudelaire. El poeta va querer representar en el albatros al poeta romántico en comprensión con la sociedad.

1º estrofa: Aparecen ya dos elementos que son, por un lado, la gente marinera, y por el otro, el albatros. La gente marinera, después de estar mucho tiempo, muchos días, muchos meses en el mar, se aburre, y para matar el aburrimiento capturan a los albatros por divertirse. Presenta a la gente marinera y a los albatros. Los pájaros no agreden ni motivan a los marineros a que los atrapen, sino que los acompañan simplemente. El albatros simboliza al poeta romántico, la gente marinera simboliza a la sociedad. Baudelaire simboliza en un pájaro al poeta romántico porque el pájaro le gusta expresarse libremente, vive en el aire, en un mundo aparte, es observador, acompaña la sociedad, la ve desde su altura, desde su mundo, desde su óptica, y el poeta romántico también.

El hombre está formado por dos esencias, por un lado el espíritu, y por el otro lo material. Desde su mundo, sus fantasías y su imaginación, el poeta romántico representa la parte espiritual del hombre. La sociedad rechaza, discrimina, critica al poeta porque no entiende, no se identifica con ese lado espiritual del poeta, lo material pasa a ser lo primordial para la sociedad. El poeta, así como el pájaro, observa desde su altura el transcurrir del tiempo, la sociedad, su modo de vida, sus cambios, que no son los suyos. El poeta se vuelve un compañero de viaje, así como el albatros, pero no se mezcla con la sociedad. Forma parte, vive en la sociedad pero no comparte con ella sus propios valores, la sociedad valora lo material y el poeta lo espiritual. El poeta ve a la vida como un amargo abismo porque no sabe donde va a llegar, donde va desembocar, en que va terminar nuestra vida y el hombre está preocupado por saber que va suceder. Esa es la forma que el poeta ve a la sociedad desde su altura.

2º estrofa: Los pájaros que, en el cielo, en el aire eran grandes, fuertes, hermosos, se vuelven vergonzosos y torpes al ser sacados de su mundo. Esas grandes alas blancas que le servía para mantenerse en vuelo, en la tierra no le sirve para nada, al contrario, estorban. El pájaro se siente, a pesar de grande, insignificante, torpe, no sabe lo que hacer. Todo lo hacen los marineros por maldad, por divertirse, por matar el tiempo. Cuando la sociedad logra sacarlo de su mundo, el poeta se siente que no es su mundo, no comparte los mismos valores, está totalmente fuera de su contexto, toda su poesía, su imaginación de nada le sirve en el mundo materialista, lo mismo sucede con el pájaro. Las grandes alas blancas simbolizan la libertad, la paz.

3º estrofa: Utiliza una metáfora para referirse al albatros, "viajero alado". Esa imagen miserable del pájaro se contrapone con la otra que era el rey. El pájaro y el poeta se sienten torpes y débiles para luchar contra toda la sociedad. Se exponen a la crítica y a la burla, se vuelven algo feo, cómico, ridículo para la sociedad. Por maldad queman el pico del pájaro con una pipa, y para él significa no poder alimentarse. La sociedad intenta hacer callar al poeta, evitar que exprese libremente lo que siente. El pájaro se transforma en un enfermo para la sociedad, que hay que eliminar porque la sociedad quiere rechazar ese lado espiritual, solo lo material le sirve.

4º estrofa: El poeta explica todo el simbolismo, que es lo que él pretendía, que es lo que él quería. Hay una comparación y una metáfora, por un lado, la comparación del poeta con el rey de las nubes, con el pájaro, y por el otro, la metáfora del pájaro, porque lo identifica con el príncipe de las nubes, es soberano, es el que gobierna, es el que se siente superior en su mundo. Utiliza una personificación cuando dice "ríe del arquero". Cuando está en su mundo, el pájaro es superior y puede darse el gusto de reír, de burlarse, porque se siente superior, porque es superior, lo mismo sucede con el poeta. No es solo el conflicto de la sociedad con el poeta, es el poeta con la sociedad también, la sociedad critica, desprecia, discrimina al poeta, pero el poeta también, cuando está en su mundo él también desprecia a la sociedad, se burla porque la ve materialista. Cuando el pájaro es obligado a salir de su mundo se siente exiliado, perdido, lo mismo sucede con el poeta. Su poesía, su inspiración, sus sentimientos, sus emociones, en el mundo materialista no le sirven de nada, le molesta, así como molesta las alas al pájaro en la cubierta, lo hacen blanco fácil de la burla y de la crítica de los demás.

Conclusión:

El poeta, a través de la simbología, intentó comparar el poeta con el albatros, basándose en la libertad, en la fuerza, en la energía que tienen ambos para intentar permanecer en su mundo, no mezclarse, no descender al mundo materialista. La otra comparación es el cielo y la poesía, el cielo para el pájaro es su habitad, la poesía para el poeta es su mundo; y al mismo tiempo en la debilidad y en la miseria que sienten ambos cuando son obligados a convivir en sociedad, cuando son obligados a salir de su mundo. Trata, desde el primer momento, el tema del tedio, como en la sociedad, como los hombres pueden llegar a practicar la maldad por aburrimiento.

***

Desde Lima, ciudad capital del Perú
Mario Aguilar Rodríguez les saluda

2 comentarios:

  1. este poema nos enseña muchas cosas lindas como a expresarnos libremente y darnos cuenta que somo jovemos y debemos expresarnos como tales

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso que sí, no hay mayor lenguaje lírico, bello, y certero tan claro en ningún poema que muestre de la manera tan lógica esa comparación metafórica que Baudelaire ha establecido entre el poeta y su par, el albatros. Gracias por tu comentario.




    ResponderEliminar