sábado, 8 de octubre de 2011

En defensa de la mujer: El Premio Nobel de la Paz 2011, ha tenido tres justas vencedoras.

"En el pasado nos hemos  quedado en silencio, pero luego de ser asesinadas, violentadas, deshumanizadas e infectadas, y de haber visto a nuestros hijos y nuestras familias destruídas, la guerra nos ha hecho entender que el futuro está en comprender que se debe decir: "No a la violencia y Sí a la paz". Gbowee Leymah

"No creo que veamos un mundo solamente gobernado por mujeres pero considero que un incremento en el número de mujeres que ostenten cargos de alto rango y toma de decisiones sería un mundo con menos guerras y conflictos armados, por la sensibilidad de la mujer hacia el género humano. Si se permite a las mujeres tener un rol más significativo en nuestras sociedades, estas serán mejores, más receptivas a las necesidades de la gente y más prósperas. Las mujeres podemos trabajar tan duro y competir tan bien como los hombres". Ellen Johnson Sirleaf

"Soy una ciudadana del mundo, la tierra es mi patria y la humanidad es mi nación". Karman Tawakkul


***
“Se subrayó la necesidad de las mujeres a convertirse en participantes en pie de igualdad con los hombres en los procesos de paz", con estas palabras, El Comité Nobel de Noruega decidió el 7 de octubre otorgar el valioso Premio Nobel de la Paz 2011 en tres partes iguales a la liberianas Gbowee Leymah y Ellen Johnson Sirleaf, y a la activista yenemita Karman tawakkul, por la lucha no violenta en favor de la seguridad de las mujeres.

De esta manera, asegura en sus declaraciones que eligió a tres mujeres claves que contribuyeron en estos procesos de paz en sus países y por consiguiente a nivel internacional, en el mundo.

***

Sobre las laureadas:

Leymah Gbowee es la gran luchadora por la paz de Liberia y conocida históricamente en el marco de estos principios. Es la mujer que se ha estado movilizando entre los diferentes grupos étnicos y religiosos de su país, para poner fin a la prolongada guerra.

Su forma de actuar ha sigo con encuentros de meditación y protestas silenciosas. Las historia del movimiento fue representada en el film de Giti Reticker en 2008.

Gbowee estudió en la Universidad de Virginia en Estados Unidos y decidió volver a su país para realizar actividades humanitarias.

Actualmente es directora de la asociación de Paz para África, llamada en inglés: Women Peace and Security Network Africa, con sede en Ghana, además participa en le Comisión de Verdad y reconciliación en Nigueria, ampliando su movimiento a toda el África occidental con el “Programa de desarrollo pacífico de la mujer”.

“En el pasado nos hemos quedado en silencio, pero luego de ser asesinadas, violentadas, deshumanizadas e infectadas, y de haber visto a nuestros hijos y nuestras familias destruidas, la guerra nos ha hecho entender que el futuro está en comprender que se debe decir: ”No a la violencia y Si a la paz”, declaró Gbowee, según la agencia Adnkronos.

Su movimiento contribuyó al fin de la guerra civil de 2003.

Por otra parte, Ellen Johnson Sirleaf de 73 años, fue integrada al Premio Nobel por ser la primera presidente mujer elegida democráticamente (en 2005), y que desde 2006 ha contribuido en mantener la paz en Liberia. Con sus estudios de economista, prometió para su país eliminar la corrupción existente en el estado, después del gobierno militar de Samuel Doe y el poder de Charles Taylor. El próximo martes Liberia elige un nuevo presidente entre 15 postulantes, entre ellas Sirleaf.

En su historia esta su cargo como vicepresidente del grupo privado Citibank, encargos para las Naciones Unidas y el Banco Mundial.

 El año pasado, el portal de Letras libres, colgó en noviembre en su web una interesante entrevista, allí Ellen Johnson, pudo plantear algunas ideas como Presidenta de Liberia,  http://www.letraslibres.com/revista/letrillas/la-senora-presidenta-entrevista-con-ellen-johnson-sirleaf

Ante la pregunta, ¿Qué implicaciones conlleva ser la primera mujer presidente en África?


Ellen responde: "De cierta manera represento las aspiraciones y expectativas de todas las mujeres no solo de Liberia sino del continente entero, y eso implica para mí una gran responsabilidad. Una responsabilidad que asumo con un fuerte compromiso y mucho entusiasmo pero también con enorme humildad. Quiero desarrollar mi papel con éxito, en nombre de cada una de estas mujeres, y así dejar la puerta abierta para todas las que vienen detrás de mí. Espero en algunos años más tener algo de compañía, es un tanto solitario ser la única falda entre tanto pantalón."

Finalmente, Tawakkul Karman, es la tercera vencedora del premio. Es periodista y activista de derechos humanos en Yemen, de solo 32 años y fue elegida por su activa participación en las difíciles circunstancias previas y posteriores del conflicto interno árabe", en contra de la represión contra las mujeres. Fundó la asociación de “periodistas sin cadenas”.

Con respecto a ésta última mujer, ABC. es agencias, en su el portal web dedica un título: Tawakkul Karman, la activista que plantó cara al presidente de Yemén,
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=952468 .

Allí ABC. es agencias precisa que, "este premio es para ella, por su activismo político, que durante años le llevó a defender los derechos humanos en su país hasta convertirse ahora en un icono de la oposición contra el régimen. Añade asimismo, que esta periodista, activista, luchadora y madre, esta yemení obtiene ahora la máxima distinción mundial en el terreno de la paz en un momento en que la situación en el Yemen parece derivar hacia una conflicto armado."

***

"No se nace mujer, se llega a serlo", esta frase que acuñara a mediados del siglo pasado Simone de Beauvoir en su libro: El segundo sexo, cobró vigencia hoy día.

Lo siento así, esta frase asaltó inmediatamente mis pensamientos esta mañana, anoche ya era conocedor de esta noticia, hoy decidí comentarla y difundirla. Esta noticia que venía desde Suecia, me hizo reflexionar sobre el papel vigente que tiene hoy en día la mujer, y cómo su presencia en los diversos ámbitos de la vida intelectual, cultural, politica y social se ha ido afirmando cada vez más.


Me parece justo el reconocimiento a estas tres mujeres, ya que como afirma Joumana Haddad, escritora y periodista libanesa: "Ser mujer en el mundo árabe es hacer una declaración de guerra". Sin duda, que no sólo es declarar  una guerra al el mundo árabe, sino a todas las concepciones conservadoras dictatoriales y arcaicamente machistas de un grupo que hoy en día, aún se mantiene renuente a evolucionar su pensar y a reconocer que es una mujer, hoy por hoy la compañera par para lograr lo que él como hombre se proyecta.

Fraternalmente, felicitaciones a todas las mujeres; hoy ha ganado el hermoso género que la historia de la humanidad ha mostrado ejemplarmente a los ojos de los hombres.


Desde la ciudad capital del Perú, Lima
Mario Aguilar Rodríguez les saluda

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Es inevitable e imprescindible que el pensamiento de una mujer sea cada día de mayor significatividad para la sociedad.

      Eliminar