domingo, 16 de octubre de 2011

Friedrich Nietzsche: Moralista de la vida




"Nosotros no amamos a la humanidad, pero también estarnos muy lejos de ser lo bastante alemanes (en el sentido en que hoy se emplea la palabra) para convertirnos en voceros del nacionalismo y de los odios de razas, para regocijamos con las aversiones y el modo de hacerse mala sangre los pueblos, a que se debe que en Europa se atrincheren unos contra otros cual si quisieran separarse con cuarentenas. [...] Nosotros, los sin patria, somos demasiado variados, demasiado mezclados de razas y de origen para ser hombres modernos, y por consiguiente, nos sentimos muy poco inclinados a participar en esa mentida admiración de sí mismas que hoy practican las razas y en ese descaro con que hoy se ostenta en Alemania, a modo de escarapela, el fanatismo germánico, ... " (De: La gaya ciencia. 1882)


***
Entre mis escritos ocupa mi Zaratustra un lugar aparte. Con él he hecho a la humanidad el regalo más grande que hasta ahora ésta ha recibido. Este libro {...} no es sólo el libro más elevado que existe, {...} es también el libro más profundo, nacido de la riqueza más íntima de la verdad {...}.
 
Frases de Friedrich Nietzsche

***
Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.

***
El individuo ha luchado siempre para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas, a menudo estarás solo, y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo.

***
Los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos.

***
El destino de los hombres está hecho de momentos felices, toda la vida los tiene, pero no de épocas felices.

***
La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre.

***
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.

***
Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todos los "cómos".

***
Sin música la vida sería un error.

***
La palabra más soez y la carta más grosera son mejores, son más educadas que el silencio.

***
Los que más han amado al hombre le han hecho siempre el máximo daño. Han exigido de él lo imposible, como todos los amantes.

***

Desde la ciudad de Lima, ciudad capital del Perú
Mario Aguilar Rodríguez les saluda

No hay comentarios:

Publicar un comentario