lunes, 7 de noviembre de 2011

Escribir, sólo eso escribir.

Alguien se acercó a mí esta tarde, y me preguntó " ¿Cómo cree usted que podríamos combatir nuestros inciertos diarios?". Entonces, al verla me sentí conmovido por la sinceridad de su pregunta, guardé silencio y tras meditar un momento dije: "Escribir, sólo eso: escribir"

Dije luego, "Espero que seas lo bastante firme, pero sobre todo honesta para poner por escrito lo que piensas, para poner en la lengua las palabras verdaderas, para poner en las palabras tu propia esencia." No dijo nada, sólo me agradeció.

***

Pienso que todo escritor tiene ante todo un deber para con la vida de las personas de su tiempo: Honestidad y verdad. Compromiso y lucha tenaz son de igual manera esencia del artista. Pero, las personas en general también tienen un deber: preparse para ser mejor. Siguiendo esta regla, los espacios de tiempo quedarán reducidos a la nada cuando exista ante todo: la voluntad.

Las segundas y más importantes metas de nuestra vida, sólo las alcanzamos con el transcurrir del tiempo. Es el tiempo quien se encarga de determinar nuestras acciones presentes, si fueron buenas o malas, por el momento sólo vivamos como sabemos hacerlo día a día, siempre proyectándonos, nada más que eso.

Es curioso que siempre digan todos que el hombre es un ser racional. Sin embargo, no entiendo hasta hoy por qué no se nos dijo también que asimismo es un animal afectivo o sentimental. Pienso, que el hombre es más afectivo que racional. Luego comprendo porqué en mi razonamiento he visto más veces razonar a un gato, antes que verlo reir o llorar. 

Por otra parte, pienso que es la literatura, la única vía para recuperar nuestra mayor condición: la humana. Gracias a las historias y sus personajes, o a las sencillas versificaciones de algún poeta, nuestra consciencia está obligada a empujarnos a ser mejores personas, ya que en ella (en nuestra consciencia) podemos reflejarnos como si se tratara de un espejoque proyecta no sólo lo que soñamos, sino lo que somos en nuestra sensibilidad; por eso literatura y la poesía siempre serán engendros de un mismo estado: la conciencia humana. Sentir y pensar, luego escribir y compartir; clave del oficio de nuestro trabajo, ¿y cuál es ese?, sin duda, que ir siendo cada día mejores seres humanos.

***
Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

2 comentarios:

  1. Y a escribir solo escribir :) y hagamoslo con verdad. Porq entre tantos, siempre habra alguien que lea el mensaje que quisimos dar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu amabilidad y recepción que das a los mensajes de este trabajo. Cuidate.

      Eliminar