lunes, 23 de enero de 2012

Un ensayo sobre la libertad.



 
Decir lo que se piensa,
expresar lo que se siente,
actuar sobre nuestro propio código de verdad,
en suma ser libres...auténticamente libres,
sólo así nos será posible  
romper los moldes establecidos por el Sistema.

Los patrones

Siempre he escuchado decir que elegimos lo que a nuestro juicio creemos elegible, y sin embargo muchas veces nos equivocamos; pienso que esto se debe únicamente porque elegimos entre las alternativas que se nos han impuesto porque así nos enseñaron, nos enseñaron qué es lo bueno y qué es lo malo. Actuamos en muchos casos guiados por patrones, o formas de pensar que a veces ni siquiera obedecen a nuestra propia razón.

Los patrones, son interesantes porque llevan todo un cúmulo de acciones a seguir. Nos ayudan y orientan nuestro caminar, es cierto tal vez nos dan conformidad. Los patrones- que en realidad son varios- nos rodean constantemente proveyéndonos: estabilidad en muchos casos, sensaciones de momentáneas alegrías, realizaciones que parecieran finales. Los patrones nos muestran la forma de lo establecido, nos muestran la luz del... ¿cómo?, nos muestran el camino seguro; sin embargo lo que más me preocupa es que terminan homogeneizándonos en moldes que tal vez no son los más adecuados para nosotros. Los patrones jamás nos permiten desarrollar el pensamiento creativo.

Es cierto que seguir los patrones hacen más fácil y rápido la llegada a una meta o la consecución de un logro, pero me pregunto, después de alcanzar la meta, o conseguir el logro, ¿esta fue realmente la indicada para nosotros?

Personalmente debo admitir con una enorme sinceridad, aunque resulte no tan satisfactorio para muchos- es respetable y comprensible su desazón e incomodidad- que el optar por no seguir los patrones establecidos, si bien es cierto nos permite por un lado un crecimiento mayor y un aprendizaje valioso, por otro nos condena a la incomprensión, la insensatez, el olvido silencioso, la desidia, el cuestionamiento mediocre, la crítica- que en muchos casos es destructiva-, llegando incluso a ser tildados de rebeldes e inmorales. Absurdos razonamientos temporales de metas, escenarios y tiempos que no son nuestros.

Los caminos de la libertad

Hablo de todo esto porque pienso, que la idea de ser libres, consiste justamente en eso mismo, crear uno mismo sus propios mecanismos, acorde a sus potencialidades y necesidades. "El crear y proponer", vale más que "el seguir y obedecer"; soy consciente que cuesta, todo cuesta. No es tan fácil traducir en actos lo que nuestra propia voluntad nos muestra; sin embargo a la larga nos acerca a lo que realmente somos en nuestra esencia: Hombres y mujeres libres para pensar y actuar.

Por eso, la libertad tiene caminos, son únicos e indivisibles. Estos caminos no aceptan patrones establecidos, siempre nos empujan, sino a crearlos, por lo menos a modificarlos. Estos caminos nos hacen libres porque parten de lo más interno de nuestro ser. Estos caminos se cimentan en nuestras propias fortalezas, dando solidez a nuestra valentía y perfeccionando nuestro discernimiento para elegir. Estos caminos nos hacen distintos. Estos caminos son la decisión, la reflexión, la bondad, la perseverancia y la tenacidad. Estos caminos son...LOS CAMINOS DE LA LIBERTAD.

La DESICIÓN para elegir con el corazón, la REFLEXIÓN para pensar que en nuestros errores están nuestros aprendizajes, la BONDAD para creer y confiar, la PERSEVERANCIA para no caer y seguir, y finalmente la TENACIDAD para demostrar que lo que perseguimos y defendemos es lo justo.

No juzguemos, sino comprendamos; no sentenciemos sino enseñemos; no critiquemos sino ayudemos

Personalmente, seguiré apostando por la libertad porque creo convencido que la honestidad jamás funcionará sino está acompañada de esta libertad auténtica. Ser auténticamente libre significa estar siempre volando con nuestros sueños, y si hemos de reposar en algún lugar ha de ser únicamente para enseñar a otros a ser tan libres como nosotros.

***

Pensar en los rebeldes,
pensar en los justos,
pensar en los ingenuos que obran con bien,
pensar en los que son excluidos,
pensar en los que son silenciados, juzgados, sentenciados y criticados,
pensar... en suma en y por todos los defensores de la libertad.
uhm...Escribir para ellos.



Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

miércoles, 18 de enero de 2012

Medidas saludables

Pienso que las personas que hoy optan por el vegetarianismo, la medicina natural, la psicología ambientalista, así como los movimientos pro-vida, y hasta incluso aquellos pequeños defensores de la vida animal que salen cada fin de semana con sus pancartas, todos en su conjunto desde que han optado por seguir estos nobles impulsos ya se han convertido en los grandes artífices para devolver el equilibrio natural a esta atormentada sociedad. MIS RESPETOS ABSOLUTOS Y TOTALES.

Respeto mucho a los que optan por las medidas sanas a fin de cuidar su propia integridad física y emocional, pero sobre todo a quienes cuidan la vida de los demás.

SEGUIREMOS IMPULSANDO ESTAS CORRIENTES, PORQUE LAS CONSIDERO MUY IMPORTANTES Y TRASCENDENTALES PARA EL CAMBIO REAL DE NUESTRA SOCIEDAD, QUIERO UNA SOCIEDAD DONDE EL RESPETO Y LA LIBERTAD SEAN BASES PARA SU SOSTENIMIENTO, por eso apuesto por ello.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

domingo, 15 de enero de 2012

Juan Ramón Jiménez: Premio Nobel de Literatura 1956


Te tenía olvidado,
cielo, y no eras
más que un vago existir de luz,
visto -sin nombre-
por mis cansados ojos indolentes.
Y aparecías, entre las palabras
perezosas y desesperanzadas del viajero,
como en breves lagunas repetidas
de un paisaje de agua visto en sueños.
Hoy te he mirado lentamente,
y te has ido elevando hasta tu nombre.

De: Cielo. Diario de un poeta recién casado 1917

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

jueves, 12 de enero de 2012

Había una vez un escritor norteamericano... Raymond Carver

" Creo que en el amor no somos más que principiantes. Decimos que nos amamos, y nos amamos, no lo dudo. Yo amo a Terri y Terri me ama a mí, y también vosotros os amáis. Ya sabéis a qué tipo de amor me refiero ahora. Al amor físico, ese impulso que te arrastra hacia alguien concreto, y al amor que inspira el ser de la otra persona.

(...)

Oía los latidos de mi corazón. Oía el corazón de los demás. Oía el ruido humano que hacíamos allí sentados, sin movernos, ninguno lo más mínimo, ni siquiera cuando la cocina quedó a oscuras. "
 
De: De qué hablamos cuando hablamos de amor (1981)
 
 
***

La pequeña habitación


Era un buen ajuste de cuentas.
Palabras arrojadas como piedras contra las ventanas.
Ella gritaba y gritaba, como el ángel del juicio final.

Entonces apareció el sol de repente adensado
el cielo de la mañana.
En el silencio repentino, la pequeña habitación
resultaba extrañamente vacía mientras él secaba las lágrimas.
Se parecía a todas las demás habitaciones pequeñas de la tierra
en las que la luz encuentra dificultades para entrar.

Habitaciones en las que la gente se grita y se hiere.
Y luego siente pena, y soledad.
Incertidumbre. La necesidad de amparo.

***

(...)Tengo amigos que me cuentan que debe acelerar la conclusión de uno de sus libros porque necesitan el dinero o porque sus editores, o sus esposas, les apremian a ello. “Lo haría mejor si tuviera más tiempo”, dicen. No sé qué decir cuando un amigo novelista me suelta algo parecido. Ese no es mi problema. Pero si el escritor no elabora su obra de acuerdo con sus posibilidades y deseos, ¿por qué ocurre tal cosa? Pues en definitiva sólo podemos llevarnos a la tumba la satisfacción de haber hecho lo mejor, de haber elaborado una obra que nos deje contentos. Me gustaría decir a mis amigos escritores cuál es la mejor manera de llegar a la cumbre. No debería ser tan difícil, y debe ser tanto o más honesto que encontrar un lugar querido para vivir. Un punto desde el que desarrollar tus habilidades, tus talentos, sin justificaciones ni excusas. Sin lamentaciones, sin necesidad de explicarse.

De: Escribir un cuento.

***

Otros enlaces

http://www.literatura.us/idiomas/rc_escribir.html
http://www.barcelonareview.com/22/s_jmc.htm

Sobre el autor:

Raymond Carver fue un escritor y poeta estadounidense nacido en Clatskanie, Oregón. Vivió en docenas de lugares trabajando en ocupaciones ocasionales y mal pagadas, debatiéndose en la más absoluta de las pobrezas, con un matrimonio destrozado, con graves problemas de alcohol durante varios años. Además de libros de poemas, Un sendero nuevo a la cascada (1985) y Bajo una luz marina (1986), publicó cuatro volúmenes de relatos que lo acreditaron como uno de los mejores escritores norteamericanos de la década: ¿Quieres hacer el favor de callarte, por favor? (1976), De qué hablamos cuando hablamos de amor (1981), Catedral (1983) y Tres rosas amarillas (1988).

Los libros de Carver están formados por relatos cortos que reflejan los dramas aparentemente más triviales, las catástrofes silenciosas de la gente más común, que poseen la capacidad de provocar una impresión fortísima, una indeleble conmoción. Dotado de un apreciable escepticismo y resentimiento, mediante una técnica escueta y directa, carente de adornos estilísticos, casi minimalista, dibuja una gama de anónimos perdedores de una sociedad que parece haberse olvidado de ellos: desempleados, alcohólicos, divorciados, seres solitarios que van hacia la deriva y que no tienen otra cosa que hacer sino mirar la televisión, evitando mirar a su propio interior y comprobar que no son más que sombras cargadas de desesperanza. En 1988, cuando estaba en su mejor momento, porque había dejado de beber, tenía una estimulante relación amorosa con la poeta Tess Gallagher y se había convertido en el mejor cuentista vivo estadounidense, se le detectó un cáncer de pulmón. Murió en Port Angeles, Washington ese mismo año.




Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

sábado, 7 de enero de 2012

La poesía heterónima de Fernando Pessoa


Atraviesa todavía mi alma,
como un trazo de fuego en la noche;
recuerdo bien su mirada
lo demás, sí, lo demás
fue sólo un simulacro de vida.

Ayer paseé por las calles como cualquier persona,
miré para los escaparates despreocupadamente
y no encontré amigos con quienes hablar.
De repente, vi que estaba triste
mortalmente triste, tan triste
que pensé que me sería imposible vivir un día más;
no porque muriese o me matasen
sino porque sería imposible vivir un día más y eso es todo.

Fumo, sueño recostado en el sillón;
me duele vivir como una postura incómoda.
Debe haber islas allá, al sur de las cosas
donde vivir sea algo más suave,
donde vivir cueste menos al pensamiento
y donde uno pueda cerrar los ojos y adormecer al sol,
y despertar sin tener que pensar en responsabilidades sociales,
en el día del mes o de la semana que es hoy.

Abrigo en mi pecho, como a un enemigo al que temo ofender,
un corazón extremadamente espontáneo
que siente todo lo que yo sueño como si fuera real
y acompaña con el pie la melodía de las canciones que mi pensamiento canta
canciones tristes como las calles estrechas cuando llueve.


***

" El amor es una compañía, ya no sé andar solo por los caminos,
porque ya no puedo andar solo.
Un pensamiento visible me hace andar más a prisa y ver menos,
y al mismo tiempo gustar de ir viendo todo.
Aún la ausencia de ella es una cosa que está conmigo,
y yo gusto tanto de ella que no sé cómo desearla.
Si no la veo, la imagino y soy fuerte como los arboles altos,
pero si la veo tiemblo, no sé qué se ha hecho de lo que siento en ausencia de ella.
Todo yo soy cualquier fuerza que me abandona.
Toda la realidad me mira como un girasol con la cara de ella en el medio. "

De: El amor es un compañía


***

" Pedí tan poco a la vida y ese mismo poco la vida me lo negó. un haz de parte del sol, un campo próximo, un poco de sosiego con un poco de pan, no pesarme mucho el saber que existo, y no exigir nada de los otros ni ellos nada de mí. esto mismo me fue negado, como quien niega la limosna no por falta de buena alma, sino por tener que desabrocharse la chaqueta. Escribo, triste, en mi cuarto tranquilo, solo como siempre yo he estado, solo como siempre estaré. y pienso si mi voz, aparentemente tan poca cosa, no encarna la sustancia de millares de voces, el hambre de decirse de millares de vidas, la paciencia de millones de almas sometidas como la mía al destino cotidiano, al sueño inútil, a la esperanza sin vestigios. en estos momentos mi corazón late más alto por mi conciencia de él. vivo más porque vivo mayor. Siento en mi persona una fuerza religiosa, una especie de oración, un símil de clamor. pero mi reacción contra mi desciende desde mi inteligencia... me veo en el cuarto piso de la rua dos douradores, me ayudo con sueño; miro, sobre el papel medio escrito, la vida sana sin belleza y el cigarro barato que apurándolo extiendo sobre el secante viejo. ¡yo, aquí, en este cuarto piso, interpelando a la vida!, ¡diciendo lo que las almas sienten!, ¡haciendo prosa como los genios y los célebres! ¡yo, aquí, así...!


(...)


El mundo es de quien no siente. La condición esencial para ser un hombre práctico es la ausencia de sensibilidad. La cualidad principal en la práctica de la vida es aquella cualidad que conduce a la acción, esto es, la voluntad. Ahora bien, hay dos cosas que estorban a la acción –la sensibilidad y el pensamiento analítico, que no es, a fin de cuentas, otra cosa que el pensamiento con sensibilidad. Toda acción es, por naturaleza, la proyección de la personalidad sobre el mundo exterior, y como el mundo exterior está en buena y en su principal parte compuesto por seres humanos, se deduce que esa proyección de la personalidad consiste esencialmente en atravesarnos en el camino ajeno, en estorbar, herir o destrozar a los demás, según nuestra manera de actuar. Para actuar es necesario, por tanto, que no nos figuremos con facilidad las personalidades ajenas, sus penas y alegrías. Quien simpatiza, se detiene. El hombre de acción considera el mundo exterior como compuesto exclusivamente de materia inerte –inerte en sí misma, como una piedra sobre la que se pasa o a la que se aparta del camino; o inerte como un ser humano que, por no poder oponerle resistencia, tanto da que sea hombre o piedra, pues, como a la piedra, o se le apartó o se le pasó por encima. El máximo ejemplo de hombre práctico, por reunir la extrema concentración de la acción junto con su importancia extrema, es la del estratega. Toda la vida es guerra, y la batalla es, pues, la síntesis de la vida. Ahora bien, el estratega es un hombre que juega con vidas como el jugador de ajedrez juega con las piezas del juego. ¿Qué sería del estratega si pensara que cada lance de su juego lleva la noche a mil hogares y el dolor a tres mil corazones? ¿Qué sería del mundo si fuéramos humanos? Si el hombre sintiera de verdad, no habría civilización. El arte sirve de fuga hacia la sensibilidad que la acción tuvo que olvidar. "
 
De: El libro del desasosiego (Fragmento)
 
***
 
Sobre el autor:
Fernando Pessoa fue un poeta portugués que introdujo en la literatura europea el modernismo portugués, pero que sólo alcanzó reconocimiento tras su muerte en Lisboa, en 1935. Pessoa nació en Lisboa, pero durante su infancia viajó a Durban, en Suráfrica, donde su padrastro era cónsul, había perdido a su padre con 5 años y su madre se casó en segundas nupcias. El inglés se convirtió en su segunda lengua: fue bilingüe y trabajó como traductor técnico; publicó sus primeros poemas en inglés. Al tiempo que trabajó como traductor se convirtió en el principal foco estético de la vanguardia portuguesa y colaboró en diversas publicaciones como Orfeo, órgano de la literatura vanguardista. Influido por la filosofía de Schopenhauer y de Nietzsche, y por los simbolistas franceses, introdujo en su país las corrientes literarias en boga de la época; desde el modernismo al futurismo. No publicó poesía en portugués hasta un año antes de su muerte, cuando apareció una colección de poemas firmados con diferentes nombres, como si fueran distintos alter egos. Es la suya una obra que verdaderamente puede decirse que representa todos los aspectos diferentes de la personalidad del poeta con su completa variedad de voces y diferentes estilos individuales. Después de su muerte han aparecido sus Obras Completas publicadas con diferentes nombres. I-Poesías, 1942, de Fernando Pessoa; II-Poesías, 1944, de Alvaro de Campos; III-Poemas, 1946, de Alberto Caeiro; IV-Odas, 1946, de Ricardo Reis; V-Mensajes, 1945; VI-Poemas dramáticos; y VII y VIII-Poesías inéditas. Destaca también El libro del desasosiego (aparecido en 1982), que inició el poeta en 1912 y que se compone de aforismos, divagaciones y fragmentos de su diario.




Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

jueves, 5 de enero de 2012

Patria

Hoy por hoy, siento que mi patria es una y a la vez muchas, siento que mi tierra es única e indisoluble, sin embargo dispar. Mi patria es una lengua, esa que me ha permitido comunicar todo lo comunicable. He aprendido a definir mi patria más por experiencia que por conocimiento geográfico y cívico. He aprendido  que mi patria no es una sola, no es simplemente la tierra en la que he andado, sino las muchas tierras que he podido andar y seguiré andando.


La patria más que un pedazo de territorio como me la enseñaron a ver en la escuela, es un sentimiento. Mi patria es grande, es pequeña.  Es un país en el que nací, es un pequeño poblado donde me crié, es una capital que me albergó, una enorme ciudad que me regaló a puñados amigos, es un café en Santiago, es una tarde en el Mapocho, es un pedacito de tarde mirando el vasto mar del Caribe, es dormir en el V Centenario, o dormir en una residencia universitaria. Patria es una iglesia en la que pedí una noche por regresar a casa, es recorrer las interminables calles universitarias de una universidad centroamericana. Es  estar caminando por la Alameda, por Buenos Aires, por Trujillo, por la bohémica Quilca. Es recorrer provincias cercanas y lejanas en donde resido, aunque sea por esporádicos tiempos. Son los múltiples seres que he conocido, y que también he perdido, camaradas con los que he compartido.


Patria, es tierra, pero también mar, es hombres y mujeres unidas por un solo sentimiento o tal vez por un sólo destino. Son sus gentes, y sus miles de talentosos jóvenes. Patria, es un nombre singular en su acepción sustantiva, sin embargo plural en su acepción de colectiva pertenencia. Patria es morada. Patria es Todo. Patria es concepto abstracto, pero verdadero suelo.  Patria es continente sin fronteras. Es caminar orillas de mares anchas e interminables y subir cerros resecos, es aspirar  de madrugada libres vientos. Es recorrer las hospitalarias calles de Breña y pararse de pronto a pensar en el otro día. Patria es el cuarto donde vivo y el enorme hotel que fuera de mi tierra me ha acogido.


Patria es estar dispuesto a defender lo suyo, y a ser embajador sin realmente ser nombrado. Patria es bailar tanto una cueca como marinera. Patria más que país, es un suelo donde comprendí un día que vivían miles de hombres blancos, morenos y negros. Patria es cantar un mismo himno, un himno de paz.


Patria es un bello verso en las lágrimas de un poeta nacionalista, como también un severo manifiesto en una manifestación social de la Plaza Baquedano. Patria es un libro abierto. Patria es más que un confín delimitado. Patria es llevar una ciudadanía afuera mediante un pasaporte, pero más que eso mediante la fisionomía física y el acento expresivo. Patria es aprendizaje y recuerdos. Es comer alegremente una deliciosa sopaipilla en la Av Vicuña Mackenna y sorber tibiamente un café con un amigo peruano afuera.


Patria es un abrazo sentido de un extranjero -que sin darte cuenta- una tarde de primavera lo sentiste como hermano y amigo. Patria es reír y trabajar, tanto afuera como adentro de tu círculo circunscrito. Patria es lo que vive toda mujer y hombre. Patria es mirar de frente y reconocer la acción buena de un amigo. Patria es mirar y quedar impresionado. Patria es lugar. Patria es estar aquí, y estar allá mismo. Patria es mucho más y algo de ello.
Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

martes, 3 de enero de 2012

El origen de una generación

"Nunca entendí ni entenderé que está bien que me digan a mí lo que se debe hacer, si quien me lo dijo siempre o quien me lo dice hoy, nunca hizo ni hace nada bien. Ha sido y sigue siendo aún paradójico, y contradictorio muchas veces." 


El origen de una generación

No se trata de atacar al Sistema, ni de llevar sentimientos destructivos y anárquicos a los hombres y mujeres, mucho menos conducirlos como borregos hacia este reino imperante. Se trata más bien de unificarlos a través de un solo sentimiento, un sentimiento universal colectivo, de la manera más colectiva total posible no importando si son compatibles o no en dinero, en clases sociales, en nivel de educación, en estratos o puntos de residencia, no importando si el destino los admite como compatibles, no importando si sus relaciones con la vida no tienen pies ni cabeza ante nuestros ojos ¿Quiénes somos para juzgarlos?; no, eso no debería importarnos, hay cosas más importantes que estas pequeñeces intrascendentes como por ejemplo: una misma condición- la humana, una misma dignidad, un mismo sentimiento de libertad y pertenencia- una patria, un mismo progreso- el social. Entendamos bien que no vivimos solos, sólo somos parte de un sistema más amplio y complejo. Convivimos con toda forma de vida, y es menester nuestro cuidar y proteger todo lo que pueda ser posible de ser cuidado y protegido.

Se trata de contener en este sentimiento emociones hasta el paroxismo de hacerlos más conscientes y a partir de allí establecer juntos, unánimes, universales el inicio de una nueva generación, esto que yo llamo: “Generación desconocida”. Tal vez sea desconocida por ahora, eso no importa. No debe importar por ahora. Por ahora hay cosas mucho más importantes y prioritarias como el empezar a construir una nueva identidad basada en una educación más justa y libertaria, una fe más creíble que la que hemos visto siempre, un amor más desinteresado y con más compromiso, en fin un mayor espíritu trascendente. Pienso, que estos últimos años ya el mundo ha empezado a entenderlo, lo sé y tengo esperanza que esto se terminará consolidando con el transcurrir del tiempo. Seamos optimistas en ello.

Se trata de buscar equilibrios y de establecer conciliaciones más justas y equitativas entre las llamadas históricas izquierdas y derechas. Conciliar, tender puentes de acercamiento; encontrar puntos comunes sobre los cuales se puedan llegar a respuestas, ya que es más fácil lanzar preguntas de ambos lados, pero ¿quién halla las respuestas? Pienso, que esta no se hallará jamás por bandos separados, sino acercados. Jóvenes contemporáneos míos, entendamos esto: “Jamás se hallará por bandos separados, sino acercados.”

La generación desconocida

Por eso, esta llamada “generación desconocida”, no puede ser un principio individual, ni pertenecerle a alguien; no ha nacido ni caerá en el hoyo individual, sino que se erigirá en la planicie personal y colectiva universal amplia, total a cuyo eco unísono traerá paz, equilibrio y estabilidad, si bien es cierto no para siempre -porque el mal y la tiranía son inacabables, al menos sabrá establecerlos por un tiempo prolongadamente prudente. Nuestros hijos, deberán vivir lo que hoy construyamos. Así se levantaron las grandes potencias, sobre sus jóvenes generaciones; pero debo admitir que todo éxito trae una responsabilidad presente y constante.

En un mundo globalizador, mercantilista y superficial que crea más disolución entre sus miembros orgánicos, más separados entre sus “hijos” que no son más que estamentos separados, se erigen cenáculos de todo índole que critican, que disgustan, que tratan de hacer exegesis en el vacío, pero en cuanto se les pide colectividad caen en individualismos y egoísmos.

“La generación desconocida” no puede ser un grupo artístico cerrado, mucho menos un círculo literario cerrado de gabinete, sino que debe ser una construcción mayor, ampliamente mayor, que sume, no que reste; que multiplique, no que divida. Atender todos los sentires, sin importar credo, ideas o edad- en las escuelas hay generaciones nuevas, las hay, las he visto, y es nuestro deber descubrirlas y darles su verdadero valor.

Esta generación debe ser un movimiento universal humano, social, religioso-no digo católico, ni mucho menos hago alusión a una secta, me refiero a lo cristiano en su sentido más amplio, político, económico que busque como primer objetivo no una confabulación de ideas y de principios contra esto, contra lo otro o contra aquello, sino una unidad distinta para promover lo nuevo, y ¿qué es lo nuevo? Pues, el colectivo personal, y no el individualismo personal. Más análisis para comprender y entender, y no para atacar y destruir; que será lo mismo que caer en el desorden colectivo, en la desidia, la desestabilización y anarquización, y que a la larga sobre estas crisis de confusión sólo servirán únicamente a dictadores aprovechadores, a bufones, a falsos líderes y arribistas quienes aprovechando este contexto tratarán de levantar sus ideas populistas y erigirse sobre una base de sistema desorientado, otro más destructor y represivo.

Por eso, ya una vez fracasaron en el primer intento del siglo pasado, las políticas bolcheviques de propaganda, los artistas surrealistas de gabinete, las obras temporales. Los ejes tiránicos y paternalistas. Una obra realmente humana es intemporal, no sirve a una clase ni a su tiempo sino sirve al infinito, a la trascendencia que viene una vez apagado el soplo de vida. Una obra realmente humana con exactitud sirve a un paradigma, a un ideal- que si bien es cierto, nunca llegará, habrá de contribuir día a día a crearlo en lo más sensible y a acercarlo en lo posible a cada contexto histórico. Si esto es posible, si creemos en esto entonces estaremos frente a un humanismo real, no de chicle nominativo sino de libertad, de existencia efectiva.



Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

lunes, 2 de enero de 2012

1911 y 1920, presencia sobre- representada escandinava tuvieron representación en la Academia Sueca.

Maurice Maeterlinck fue un dramaturgo y ensayista belga de lengua francesa, principal exponente del Teatro Simbolista, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1911. Profesor en Estados Unidos. Abogado de profesión. Tomó contacto con los poetas simbolistas franceses y con el romanticismo de Jena (Alemania). Entre sus obras figuran: La vida de las abejas, La vida de las termitas, siendo su mayor obra destacada "El pájaro azul" (1909). Contribuyó a la transformación de la concepción del drama. En sus ensayos aborda la vida de la naturaleza y el misterio del hombre.

¡Hay!, el pájaro azul de la felicidad sólo existe más allá de los límites de este mundo perecedero, pero los que tienen el corazón puro nunca lo buscan en van, porque su vida emocional y su imaginación los enriquece y purifica su viaje a través de los países de la tierra de los sueños. (De: "El pájaro azul". 1909)

***

Gerhart Hauptmann fue un dramaturgo, novelista y poeta alemán del Naturalismo. Ganador del Premio Nobel de Literatura 1912. Premiado por su variada y excelente producción de frutos en el ámbito del arte dramático.

Estudio Filosofía y Ciencias Naturales en la Universidad de Jena. Su primera obra dramática: "Antes del amanecer" (1889) inauguró la vertiente naturalista en la Literatura Alemana Moderna. Su mayor obra: "Los tejedores" (1892), drama de gran alcance que representa el levantamiento de los tejedores silesianos en 1884. Aquí se pregunta, ¿cómo tanta miseria podrá ser abolida en el futuro?. Su otra trascendental obra: "Emanuel Quint, un loco en Cristo" (1910), novela de un misticismo poético. Aquí describe el desarrollo interior de un alma que es anormal en ciertos aspectos. Hauptmann, afirma que el artista debe someter sus ideas a un conflicto de opiniones, pues sólo este proceso le hará llegar a la verdad.

***

Rabindranath Tagore fue un poeta bengalí, poeta filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.

Tagore, también conocido como Guru del Amor, revolucionó la literatura bengalí con obras tales como El hogar y el mundo y Gitanjali. Tagore extendió el amplio arte bengalí con multitud de poemas, historias cortas, cartas, ensayos y pinturas. Tagore fue también un sabio y reformador cultural que modernizó el arte bengalí desafiando las severas críticas que hasta entonces lo vinculaban a unas formas clasicistas. Dos de sus canciones son ahora los himnos nacionales de Bangladés e India: el Amar Shonar Bangla y el Jana Gana Pete Manana.

***

El Premio Nobel de Literatura 1915 fue otorgado a Romain Rolland, "como un homenaje al elevado idealismo de su producción literaria, y a la simpatía y el amor a la verdad con la que describió diferentes tipos de seres humanos".

Escritor francés. Comenzó siendo profesor de Historia. Más tarde sería profesor de Historia de la Música en la Sorbona y profesor de Historia en la École Normale Supérieure.

"Jean-Christophe", su mayor obra. Novela que describe las aventuras del protagonista Jean- Christophe, Olivier y sus amigos, todos son jóvenes. Seguro de que podría vivir dedicado sólo a la literatura, renunció a la universidad en 1912. En 1922 fundó la revista Europe. Romain Rolland fue un pacifista militante. En 1924, su libro sobre Gandhi contribuyó a su posterior reputación, y ambos se conocieron en 1931.

Sin dejar de trabajar, en 1940, terminó sus memorias. También se dedicó a dar los toques finales a su investigación musical sobre la vida de Ludwig van Beethoven. Poco antes de su muerte, escribió Péguy (1944), en la que examina la religión y el socialismo en el contexto de sus memorias. Murió en Vézelay.

***

El Premio Nobel de Literatura 1916 fue otorgado a Verner von Heidenstam "en reconocimiento a su importancia como representante principal de una nueva era en nuestra literatura".


Fue un escritor sueco. Su intento de ser artista lo llevó a estudiar pintura en la Academia de Estocolmo, la cual dejó al poco tiempo para iniciar un extenso viaje por Europa, África y Oriente. Su obra "Vallfart och vandringsar" ("Años de peregrinaje y vagabundeo", 1888), una colección de poemas líricos que fueron basados en sus vivencias durante su recorrido en el Oriente, señaló su comienzo de disidencia con el naturalismo.

Su amor por belleza se refleja en "Hans Alienus" (1892), una novela alegórica. "Dikter" ("Poemas", 1895), su mayor obra y "Karolinerna" ("Los soldados de Carlos", 2 vols., 1897-1898), una novela histórica, llevan en sus páginas la misma pasión nacionalista que en la de sus demás obras.

***

Karl Adolph Gjellerup fue un dramaturgo y novelista danés. Inició sus estudios, pero los abandonó, quizás siendo influido por el crítico literario danés Georg Morris Brandes. A partir de 1892 vivió en Alemania donde escribió varias obras en alemán.


Sus primeras novelas, Ung Dansk (Joven danés, 1879) y Germanernes Laerling (Discípulo de los teutones, 1882), eran consideradas autobiográficas y acusaban la influencia del determinismo crítico de Brandes. Su tragedia lírica Brynhild (1884) fue la que indicó el principio de una etapa de producción dramática. A ésta siguieron varias obras con temas revolucionarios, como St. Just (1886), Thamyris (1887) y las comedias Herman Vandel (1891) y Wuthorn (1893). Su mayor obra: Pilgrimen Kamanita (El peregrino kamanita, 1906), donde se ve su fuerte atracción por la cultura alemana, donde aborda ampliamente el misticismo oriental.

En 1917, junto a Henrik Pontoppidan, ganó el premio Nobel de Literatura, el cual fue otorgado en reconocimiento de su «variada y rica poesía inspirada en altos ideales».

***

Henrik Pontoppidan fue un novelista danés, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1917.
Henrik Pontoppidan nació en la aldea de Fredericia, en la Península de Jutlandia. Su padre era un estudioso bíblico que seguía y apoyaba las teorías extremistas del teólogo Grundtvig.

A poco de nacer Henrik, la familia se mudó al pueblo de Randers, que había sido invadido y saqueado por las tropas austríacas y prusianas. La visión de la destrucción y la miseria dejada atrás por la guerra causó una fuerte impresión en el pequeño Henrik, que se traduciría en el pesimismo de sus novelas, en varias de las cuales retornaría sobre el tema de las guerras y las penurias subsiguientes. Su mayor obra constituye la saga: "Pedro, el afortunado"(1898-1904), donde relata la vida de uno de los opositores a Hansted llamado Per (Pedro) Sidenius. Se trata de un ingeniero civil, explorador e inspector de autopistas que, a pesar de renegar de las enseñanzas del pastor, es generoso y no persigue glorias personales. Pedro es el hijo de un pastor protestante, se rebela contra la religión y se embarca en un proyecto industrial grandioso, pero su inercia y su incapacidad para actuar y tomar decisiones lo llevan a la caída. Luego del golpe, Pedro encuentra la verdadera fe, una fe que puede ser o no religiosa. A pesar de la obvia naturaleza autobiográfica del personaje, este también ha sido caracterizado por la crítica como un tipo nacional danés.

***

Carl Spitteler fue un escritor suizo en lengua alemana.Estudió leyes en la Universidad de Zúrich en 1863. Entre 1865 y 1870, estudió teología en Zúrich, Heidelberg, y Basilea. Fue preceptor en Rusia hasta agosto de 1871 y posteriormente maestro de escuela en Berna y en La Neuveville.


Escibió el poema alegórico en prosa Prometeo y Epimeteo (1880-1881), bajo el seudónimo de Carl Felix Tandem; Posteriormente lo reeditó, ya bajo su propio nombre, con el título de Prometeo paciente (1924). Entre 1900 y 1905 escribió el poema épico-alegórico "Primavera olímpica" y en 1906 la novela autobiográfica "Imago".

En 1919 fue galardonado con el premio Nobel de Literatura en reconocimiento especial de su épica, "Primavera olímpica", su mayor obra.


***

El Premio Nobel de Literatura 1920 fue otorgado a Knut Hamsun por su obra monumental, "El crecimiento del suelo", su mayor obra producida en 1917, la misma que es considerada una de las más influyentes en la novela del siglo XX.


Nacido en el medio rural, ejerció diversos oficios durante su vida, errante y aventurera. Estudió en la Universidad de Oslo y en 1882 se trasladó a los Estados Unidos, donde permanecería hasta 1888. Fruto de su experiencia como emigrante, en 1889 escribió Fra det moderne Amerikas Aandsliv (La vida espiritual de la América moderna), donde realiza una crítica irónica y amarga de la vida en este país.

En 1888 escribió la novela que le abriría las puertas de la fama, Sult (Hambre), narración con rasgos autobiográficos que trata la historia de hambre, pobreza y camino a la locura de un periodista acosado por los importantes desajustes físicos y sicológicos. En varios aspectos, esta novela presagia los escritos de Franz Kafka y de otros novelistas del siglo XX que exploraron la locura de la condición humana contemporánea. Desde su publicación ha sido una de las novelas más influyentes de su siglo.

De su novela llaman la atención dos factores principales: el carácter imprevisible de la narración (debido muchas veces a la personalidad díscola de sus personajes y a la suya propia) y la belleza hipersensible de su prosa, que rebosa frescura y poesía. Su evolución literaria en el siglo XX abandona el individuo y lanza sus redes a la sociedad.

***

Sin duda, los períodos comprendidos entre 1911 y 1920, fueron acentuados por una presencia sobre- representada escandinava. Países como la misma Suecia, Dinamarca, Noruega, Suiza tuvieron representación en la Academia.

Escritores muy marcados por los acontecimientos sociales de la Primera Guerra Mundial(1914-1918) y las consecuencias acarriadas desde su planificación. Cabe destacar que los años 1914 y 1918 no hubo premiados destinándose dichos fondos pecuaniarios a una reserva para salvaguardar el Premio, en caso de desastres, pero contra viento y marea, se supo sortear estos inconvenientes. Un dramaturgo belga en lenuga francés, un escritor naturalista alemán y un poeta bengalí (hindú) abrieron este premio. Luego, un novelista franés, tras un año de ausencia, y los que vendrían: un poeta sueco, dos escritores daneses (que compartieron el Premio en 1917, como se hiciera en 1904 con Mistral y Echegaray), un poeta suizo, y finalmente un novelista alemán, que se le acusó de compartir sus logros literarios con el nazismo.

Así se cerró el segundo decenio del siglo XX, en cuanto a laureados noveles se refiere.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.