domingo, 15 de enero de 2012

Juan Ramón Jiménez: Premio Nobel de Literatura 1956


Te tenía olvidado,
cielo, y no eras
más que un vago existir de luz,
visto -sin nombre-
por mis cansados ojos indolentes.
Y aparecías, entre las palabras
perezosas y desesperanzadas del viajero,
como en breves lagunas repetidas
de un paisaje de agua visto en sueños.
Hoy te he mirado lentamente,
y te has ido elevando hasta tu nombre.

De: Cielo. Diario de un poeta recién casado 1917

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario