jueves, 9 de febrero de 2012

La variantes de la esencia del artista

El planteamiento inicial

Hoy?, un día vacío como tantos otros, que han discurrido frente a los días resaltados en mi calendario. Después de una mañana tan ridículamente igual a las demás mañanas que me acompañan siempre, por fin pude escaparme un rato a escuchar algo de música y a escribir una nota, claro que tal vez para otros criterios no tenga nada de nuevo "esto", pero si confesara que de "esto" como otros la llaman, se alimenta mi espíritu soñador y rebelde tal vez me entenderían, sin embargo no pretendo ser entendido, hay tantas cosas que hacemos que lamentablemente poco a nada cobran importancia si son entendidas o no.

Anoche, me quedé hasta entrada la entrada la madrugada escuchando algo de Joaquín Sabina y pienso que tiene mucha razón cuando en una de sus letras dice que es mejor aprender a vivir sobre líneas divisorias, debe ser cierto, pues muchas veces pisamos sin querer líneas tan difícilmente incaminables que terminan reafirmando sólo una cosa, nuestro temple y firmeza para pisarlas porque la vida se nos ha revelado de tal forma que ni siquiera sus aspectos más circunstanciales lo saben. Por eso, es necesario comprender que valemos tanto por lo que pensamos como por lo que sentimos, eso es lo más importante. Lo demás va y viene. 

Es curioso, que luego de tantos años y tantas críticas, siga pensando así. Pues, ya no tengo quince años. En fin, llego a pensar que he hecho mía esa exclusiva y rara forma de vivir y pensar, esa forma extraña de ver y sentir las cosas que le rodean. Pienso, a veces que pertenezco a esa legión de hombres extraños que tantas personas suelen ver únicamente en las reseñas de algún libro empolvado, viejo y amarillento, esos hombres y mujeres que sólo son sacados del olvido cuando se les solicita para cumplir las expectativas de  algún tema en específico para una clase.

Me he preguntado siempre, ¿cuál es la esencia real de un artista? y me han asaltado tantas respuestas a la mente, tantas que se me ha hecho difícil responder con una honestidad precisa. (Es curioso, que un artista no pueda definir con precisión cúal sea su esencia)

La soledad

Tras una conversación con una joven artista - conversación algo ligera de tiempo, pero profunda en esencia- esta tarde comprendí que lo extraño, lo raro, lo absurdo, lo complicado y lo cuestinable siempre rodea y rodeará como un aura al creador, a él está destinado la incomprensión y el extravaguismo que encuentran nido en la soledad, parece curioso pero es cierto, como decía Thomas Mann que en la soledad se engendraba lo original, lo atrevido, y lo extraoridariamente bello, y esto - en sus palabras- significaba poesía. Este mismo escritor afirmó una vez que "los sentimientos y observaciones del hombre solitario son al mismo tiempo más confusos y más intensos que los de la gente sociable,... se aferran fuertemente en el ánimo del solitario, se ahondan en el silencio y se convierten en acontecimientos, aventuras, sentimientos importantes."

La experiencia y el compromiso, dos aspectos fundamentales

Uhm,... la soledad,... tal vez, sea parte de la esencia del creador. Por otra parte Julio Ramón Ribeyro en una entrevista dijo una vez que "escribir es escrutar en nosotros mismos y en el mundo con un instrumento mucho más riguroso que el pensamiento invisible: el pensamiento gráfico, visual, reversible e implacable de los signos alfabéticos. Sin embargo, en términos morales y estéticos, escribir es antes que nada una inmolación consciente y razonada que el escritor -el verdadero- hace de su tiempo, de su salud, de sus intereses materiales, de su vida, en suma, para crear un orden de palabras que lo satisfaga."

De esta segunda premisa, pareciera que es también esencia del artista, la observación transcrita en base a experiencias. Si a esto sumamos con el factor soledad. Podríamos respondernos que, parte de la esencia está no sólo en el hecho solitario y personal del trabajo, sino también en una observación proveniente únicamente de la experiencia del día. Sin embargo, quisiera añadir aún un factor mayor el más importante pienso, una expresión que aseveró el propio García Lorca, durante su construcción teatral, y con la que he estado muy de acuerdo: "antes que arte abstracto, puramente estético, un arte vivo y solidario de compromiso". Pero no es el único, sino leamos al italiano Salvatore Quasimodo quién en sus palabras dice: "El poeta es un inconformista y no penetra la cáscara de la civilización literaria falsa, que está lleno de torres de defensa como en la época de las comunas. Él pasa de poesía lírica a la poesía épica para hablar sobre el mundo y el tormento en el hombre vive racional y emocionalmente."

La esencia real del artista

De estas últimas dos premisas, sólo pueden extraerse una palabra, el compromiso; sí, éste es el mayor: el compromiso del artista creador. Entonces nos volveremos a plantear otra vez la pregunta inicial, ¿Cuál es la esencia real del artista?, uhm.... No dudo ahora en afirmar que la esencia real del artista recae sobre tres puntos indistintamente relacionados únicos e indivisibles:

1. La experiencia diaria, que lo lleva a observar de una manera más humana y empática los extraños sucesos que sin mediar posiciones ni condiciones de espacio no tardará en hacerlos suyos.

2. La soledad, sin la cual su trabajo no alcanzaría la cohesión total de los extraños cuestionamientos que lo aquejan, es en la soledad donde los demonios internos luchan con el factor consciente de la realidad. El no poder ver la realidad de la misma manera como todas las opiniones críticas la ven, lo obligan a una reclusión - al menos en el pensar-.

3. El compromiso, sin el cual el artista sólo caería en superficialidades y esteticismos falsos capaces de satisfacer a grupos selectos del arte, pero nunca a la gran universalidad de personas; en suma el pensamiento del artista sólo está vigente cuando está aterido al rasgo más común y noble de la humanidad: EL PRINCIPIO DE LA UNIDAD Y TRANSFORMACIÓN COLECTIVA.


Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario