martes, 29 de mayo de 2012

Poemas para: "Hermanos de la tierra". Lima. 2012

***

Amigos
A Nicole Benancio

Amigos sinceros valen más que uno más uno igual a dos,
o dos más dos igual a cuatro.
No, no valen solo eso.
Valen por mil,
por diez mil,
por cincuenta mil ejemplos de amistad,
y tal vez aún así
no sean sufientes los millones de ejemplos de amistad
repartidos por el mundo.

(De: Hermanos de la tierra. Lima. 2012)

***

Me dices
A Alexis Baila

Me dices,
"que seguir generando consciencia,
no es sólo cuestión de un día"
Me dices,
"que los profesionales se deben de preparar para la vida
y aportar a la sociedad.”
Te respondo,
“Es correcta tu deducción,
no un día, ni dos, tal vez tres sean menos que suficiente,
ni todos los días de la tierra pienso que serán suficientes.
Tal vez una vida, sea suficiente.”


(De: Hermanos de la tierra. Lima. 2012)


***

Mariposas
A Dhyana Lee 

Incantidad de mariposas,
multicolores, de espectaculares formas y tamaños,
enormes y pequeñas,
variadas y cromadas,
cromadas mariposas,
 majestuosamente simbólicas,
sinónimos de supervivencia y libertad.
 Todas, todas las mariposas que quepan en esta imagen 
y las que se puedan imaginar más tarde 
con la magia de las palabras. 
Con el mismo sentimiento pienso,
que se hace necesario también
rescatar los fundamentos necesarios de cada persona
para hacerlos volar, volar con fuerza, colores y gracia.
Hacerlos volar primero al viento de la paciencia,
para dejarlos volar finalmente libres.


(De: Hermanos de la tierra. Lima. 2012)


***

Rebeldes
A Adilio Altamirano

Necesitamos urgente reformas,
muchas reformas,
necesitamos ahogar a la deshumanidad en reformas.
Necesitamos soñadores,
paradigmas de la esperanza,
educadores de la verdad,
líderes que guien a la libertad.
Necesitamos ahogar al propio sistema no con sus mismas armas, 
sino las nuestras, con nuestras propias armas, 
y cuáles son éstas, 
son nuestra fe, 
nuestra solidaridad, 
nuestra capacidad para amar y perdonar, 
nuestra confianza en nosotros y en los demás, 
pero tal vez mejor sea nuestra propia decisión 
para actuar según nuestros propios códigos de verdad. 
Necesitamos rebeldes, muchos rebeldes, incantidad de rebeldes, 
tantos como fueran posibles, pero honestos rebeldes, no malsanos.


Siempre he dicho 
que ser un rebelde honesto vale mucho, 
eso sí un rebelde preparado tanto moral como intelectualmente. 
Creo, 
a mi juicio honesto que tanto moralidad como intelectualidad 
son dos componentes básicos que debe tener toda persona 
que quiera ser llamado buenamente un rebelde honesto.


(De: Hermanos de la tierra. Lima. 2012)


---------------------
Merecen un reconocimiento especial Dhyana Lee, Nicole Benancio, Alexis Baila, Adilio Altamirano en quienes se ha afianzado mi inspiración, y cosa verdaderamente curiosa, de los cuatro sólo conozco a uno. Sin embargo, el entusiasmo y la forma como llevan su vida cada uno de ellos los hace desde ya, realmente admirables. Dedico a ellos estos poemas.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario