domingo, 10 de junio de 2012

Carta para un idealista

(...) Hemos conversado un par de veces, coincidimos en algunos puntos, y discrepamos en otros, pero total, lo importante es que nuestras coincidencias son más que nuestras discrepancias, hecho suficiente para entablar una amistad, muchos pensarían que esto no es verdad, pero es cierto. Me pidió anoche que te escribiera, supongo que debe tener sus razones. ¡Qué sé yo!

Uhm, bueno Él quiere que hoy yo te escriba, - la verdad, que pienso que se preocupa mucho por ti, como yo me preocupo por Charlie, aunque él no se dé cuenta o no quiera reconocerlo. El pobre de Charlie es muy tímido en el fondo-.(...)Ah, también sé que...a veces pareciera que fueras de otro mundo, o que tal vez quisieras vivir en otro mundo. (Eso me ha llamado mucho la atención) Uy, cómo te explico, uhm, a ya, sí de ese mundo mágico que siempre ando buscando también. Siempre he sido muy intuitivo ¿sabes?. A veces suelo entender todo lo que dicen los humanos con los que interactúo, sin ser precisamente humano. Siempre ando soñando sobre mi propia caseta con horizontes diferentes a los que la vida nos va diseñando y en los que la fantasía puede convertirnos. Siempre he querido ser un escritor, cuánto no un músico, por eso creo que accedí a escribirte, tal vez porque sencillamente seas un ser  tan soñador como yo. Él lo sabe, y espero que tú también lo sepas ahora.

Siempre he comenzado mis aventuras literarias con "Era una oscura y tormentosa noche...", pero allí nada más he quedado, debo confesarte que eso me apena, me apena mucho;  sin embargo espero seguir aprendiendo, porque en el fondo todos aprendemos y nada es imposible. (...) A veces, Charlie Brown me dice que debo ser más realista (creo que se enfada por eso)  y que no puedo ir por la vida así fantaseando; con tristeza llego a pensar a veces que él también ha perdido la fe como muchos de los que nos rodean. Cómo dice Él, tu amigo también, ¿qué hay de malo en ser un idealista o  un rebelde honesto? En eso me deja contento Emilio, mi mejor amigo, quien siempre  coincide conmigo, aunque Lucy tal vez me diga lo contrario. Total es lo que pienso.


Schulz, mi creador,  a veces dice que “siempre busco adentrarme en mi propio mundo fantástico para poder sobrevivir. De otra manera, piensa que llevaría una vida monótona, miserable”. La verdad creo que es mi vida, la mía y única que me acompaña. Yo no envidio a los perros por la clase de vida que tienen que llevar, no, no los envidio, al contrario me alegra que puedan encontrar  esa vida distinta que yo no tengo, sin embargo esta vida es la que me hace feliz."

Somos lo que somos(...), nada más que eso, y nuestro porvenir siempre debe ser visto por nosotros con mucho optimismo.

(...)creo que nuestro encuentro obedece mucho en parte a Él, a quien es tu amigo también y te aprecia, no sé por qué extraña razón, aunque puedo suponerlo porque seres como tú, como Él o como yo, pienso que en esencia somos buenos.
Atentamente.
Tu ahora amigo también.
Snoopy

***

Este es el fragmento de una carta que decidí escribir esta mañana para una persona muy grata- hice que  Snoopy la redactara por mí-. Decidí porner el mensaje en las palabras de este personaje finalmente, porque pienso convencidamente que así como él hay muchos, muchos seres- entre personajes reales y ficticios- que repartidos por el mundo están allí diariamente motivándonos. Son ellos los que merecen nuestro mayor agradecimiento. Por último decidí también subir este video porque lo considero muy importante y complementario al propósito del escribiente. Gracias John Lennon.



Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
 Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario