sábado, 21 de julio de 2012

Acerca de la teoría de las emociones

UN ANÁLISIS AL PROBLEMA

Si la humanidad no sintiese emociones mañana, ni pasado mañana, ni ninguna mañana que viniese después del pasado mañana, es decir si no se se diera la cabida necesaria a este cúmulo de manifestaciones  que los seres humanos conocemos como emociones, o lo que es peor, si estas fueran productos de un aparente fingimiento autómata entonces la esencia vital de los seres humanos  se reduciría a grupos de seres individuales aislados cuya única característica en común sería una participación personal dentro de un colectivo social basado únicamente en leyes y patrones establecidos y encuadrados, o en el mayor de los casos- y esto es lo que más me preocupa- emociones reducidas a frívolas relaciones puramente escasas de sensibilidad tomadas como necesariamente reales para sobrevivir en una sociedad carente de amor y privada de toda bondad de los buenos sentimientos. (Quedarse en esta forma de pensamiento que considera todo lo que envuelve al individuo como necesariamente correcto e imprescindible, a pesar de las barbaridades e inconstancias cada vez superficiales que saltan a la vista de la consciencia sólo deja entrever un pasivo conformismo emocional.)

La  sociedad material - hasta cierto punto encasillada en modelos y estándares sugestivos-, reduce la capacidad emocional  para decidir libremente, o en el mejor de los casos, conducirse por sí mismo libremente. Muchos de los patrones a seguir que se imponen en nuestras "sociedades  pragmáticas de moda" impiden la libre determinación y elección sometiendo así,  la libertad del pensamiento normal y conduciendo al ser humano a la privación de sus propias emociones, aspectos más que necesarios para lograr el equilibrio espiritual. 


Los patrones encadenan nuestro sentir a respuestas irrisoriamente ajenas a la misma consciencia y esencia humana de los individuos convirtiéndolos en simples modelos o esquemas ficticios de una realidad incompatible a ellos mismos, incompatible a sus propios esquemas aprehendidos, me explico, se deja de elegir  o de sentir por miedo o temor a no encajar dentro de lo requerido, esto al inicio causa una frustración y descontento, pero dada la condición adaptativa del individuo y ser reiterativas estas frustraciones y encasillamientos se va volviendo algo usual; los estados de frustración desaparecen y se termina suponiendo - y hasta cierto punto aceptando-, que en realidad  el individuo no es más que una parte de ese gran sistema escasamente emotivo, salvo instantes excepcionales como el enamoramiento, o el sentirse fraternalmente apreciado al interior de las familias, o los pequeños grupos que los individuos frecuentan. (He allí el problema, porque el individuo olvida su condición real de ser humano, incluido su escala valorativa y motores de aspiración y se presume a sí mismo un elemento más del común general que sigue y obra acorde a los requeriemintos de los grandes modelos sugestivos.)


Un modelo sugestivo es una invitación a ser como no se es en la esencia, a comportarse como en muchos casos no se desea comportarse, debido a que el comportamiento normal de cada individuo obedece a  sus propios códigos de verdad, esto es a sus propios valores inherentes familiares o educativos adquiridos. Un modelo sugestivo es una ficción creada por una maquinaria de consumo masivo que influye sobre los comportamientos, determinaciones, elecciones y desiciones normales de los hombres y de las mujeres, quienes dejan de ser ellos mismos para pasar a  ser "esos otros mismos" más alienados y escasamente reales. 


Por eso, el papel que deban jugar las emociones  hoy en día en este contexto sombrío es vital, más que importante diría yo, porque son las únicas armas con que la humanidad podría equilibrar por fin esa condición de bienestar espiritual muchas veces incompatible, al menos en la práctica con ese bienestar material y de poder tan anhelado, nada malo pero si escapa al control del propio individuo se convierte en dañino y peligroso para él mismo, causándole esos malos llamados desórdenes mentales, que más diría yo obedecen a desórdenes propiamente emocionales.

ALGUNAS APROXIMACIONES CONCEPTUALES A LAS EMOCIONES

De las emociones se ha hablado mucho, inclusive la psicología científica ha logrado muchos avances, si definirlas es el caso. He aquí algunos alcances, por ejemplo:


"Las emociones son estados psicológicos independientes de los mecanismos cerebrales, o bien combinación de aspectos inconscientes que solo pueden ser asimilados de un modo no claro, a través de la mirada introspectiva."
(De: La razón y la pasión. Apuntes universitarios. 2003)

Algunos estudios, sin embargo han asumido una posición más neurológica y científica, caracterizando a las emociones como funciones biológicas cerebrales del Sistema Nervioso. Lo cierto, es que las emociones obran y moldean en muchos casos las estructuras mentales del individuo.


"Las emociones surgen cuando el cerebro detecta las reacciones físicas, otros afirman que las emociones se manifiestan en el cerebro, y que estas reacciones son secundarias. Si tomaramos como referencia aspectos inconscientes concluiremos que son dichos impulsos ubicados en el "ello" -según el psicoanálisis, el "ello" es inconsciente y expresa fundamentalmente la expresión psíquica o interna de las pulsiones (motivaciones) y deseos-, que se manifiestan al exterior por medio de las emociones."
(De: El cerebro emocional. Apuntes universitarios. 2003)


La Psicología social encierra a las emociones como manisfestaciones provenientes de las interrelaciones sociales. La historia señala que desde los primeros inicios los individuos que optaron por hacer ciencia buscaron separar y definir claramente los conceptos emoción y razón, incluso las teologías cristianas vieron a los aspectos emocionales como dañinos, o pecaminosas, y que impedían la realización como persona e hijo de Dios. Así fueron surgiendo ideas y teorías cada vez más precisas hasta dar origen al cognitivismo, estado que propugna conocer el mundo sólo mediante el pensar , el razonar y el intelecto, dejando de lado los aspectos que motivan nuestra vida separando así los sentimientos, pasiones y emociones de los individuos.

Como se dijo al principio, algunos psicólogos científicos bajo la idea de considerar a las emociones como estados psicológicos independientes de los mecanismos cerebrales, enfocaron más bien a dichas emociones como funciones cerebrales del sistema nervioso.


"Durante los trabajos que se realizaron de escisión cerebral se permitió descubrir que la aparente incomunicación de hemisferios cerebrales no es del todo exacta, ya que se descubría que por medio de estímulos, el hemisferio derecho era incapaz de compartir con el hemisferio izquierdo sus pensamientos sobre la naturaleza del estímulo, pero sí podía podía trasmitirle el significado emocional del estímulo, concluyéndose entonces que el procesamiento emocional había ocurrido fuera del terreno consciente , y una vez más compartiendo con Freud que dichos procesos están disociados de los aspectos normales del pensamiento."
(De: El cerebro emocional. Apuntes universitarios. 2003)

CONCLUSIONES FINALES

De lo expuesto anteriormente se puede concluir que:
  • Las distintas clases de emociones están controladas por mecanismos neurológicos específicos.
  • Los mecanismos cerebrales generan conductas emocionales casi exactas e intactas entre animales y los humanos.
  • Las respuestas emocionales son inconscientes.
  • Las emociones suceden sin que lo planeemos, constituyéndose así en importantes fuentes motivadoras para la vida humana. Las emociones son, en gran medida lo que viene a constituir ese gran cúmulo de esta esencia nuestra que es la humana, y que nos diferencia de cualquier máquina por más sofisticada que ésta sea.
  • Los estados de consciencia ocurren cuando el mecanismo responsable del conocimiento consciente se percata de la actividad que está  teniendo lugar en el mecanismo del procesamiento consciente, por eso las emociones son estados inconscientes que afloran hacia el exterior mediante conductas observables y que ocurren al interior del Sistema Nervioso cerebral, hablando más especifico.
  • Pienso que si se logra un equilibrio entre el pensamiento que desea tener y la sensibilidad que necesita sentir habremos dado un gran paso, para volver a ser esos seres más conscientes, reflexivos y respetuosos de los demás, pero sobre todo seres más afectivos y valorativos por el prójimo.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario