viernes, 20 de julio de 2012

"Los perros hambrientos" de Ciro Alegría


***


Que se llaman así, pue hay una historia, yesta es quiuna viejita tenía dos perros: el uno se llamaba Güeso y el otro Pellejo. Y jue quiun día la vieja salió e su casa con los perros, yentón llegó un ladrón y se metió bajo e la cama. Golvio la señora po la noche y se puso a acostarse. El ladrón taba calladito ay esperando quella se durmiera pa augala silencito sin que lo sintieran los perros y pescar las llaves diun cajón con plata. Y velay que la vieja al agacharse pa pescar la bacenica, le vio las patas ondel ladrón. Y como toda vieja es sabida, ésa también era. Yentón se puso a lamentarse como quien no quiere la cosa: 'Yastoy muy vieja; ay, yastoy muy vieja y muy flaca; güeso y pellejo no más estoy'. Y repetía cada vez más juerte como almirada: "¡güeso y pellejo!, ¡güeso y pellejo!". Yeneso, pue oyeron los perros y vinieron corriendo. Ella les hizo una señita y los perros se jueron contrel ladrón haciéndolo leña. . .

De: Los Perros hambrientos.1939

***

Sobre la novela:

Esta novela, escrita en 1939, nos permite conocer cómo siente y cómo se comporta el hombre andino de esa época. El escritor nos describe la vida cotidiana de una familia campesina en la serranía norte de Perú. La novela aborda el tema del hambre y su influencia entre los hombres a través de su relación con la naturaleza y los animales, utilizando como símbolo a los perros. Tanto los hombres como los perros se vuelven malvados por el hambre y la sequía, de tal manera que se devoran entre ellos. Rodeados todos ellos por un paisaje despiadado, tenebroso y por un estado que desaparece ante la sequía


***
Los perros hambrientos, una novela dramática del realismo y costumbrismo. 
Análisis de: Ramiro Sánchez Navarro.

En 1939,el escritor peruano Ciro Alegría Bazán (1909-1967) obtuvo por segunda vez el premio de novela, en la ciudad de Santiago de Chile, convocado por la Editorial Zig-Zag.

En esta obra, uno de los grandes personajes es la sequía, que asola la sierra norte del Perú, donde transcurren las acciones de sus personajes, que son seres humanos ,campesinos humildes , como la familia Robles, conformado por los esposos Simón y Juana y sus hijos Antuca y Timoteo, así como por los comuneros Mashe, Vicenta, Martina y Mateo Tampu. Este último abandona a Martina y a sus dos hijos, cuando es levado por la policía para servir en el ejército. El hacendado Cipriano Ramírez, dueño de la hacienda de Paúcar, aparece en la obra como el gran benefactor, que da de comer a sus colonos, a sus peones, en épocas de hambruna, ocasionado por la sequia; pero también adquiere la imagen del hombre severo ,que no vacila en echar chicote a sus protegidos cuando las circunstancias así lo ameritan. Los hermanos Celedonio , Julián y Blas , quienes son bandoleros serranos ,dedicados en cuerpo y alma al abigeato, principalmente al robo de reses, acabarán con sus dias en una celada ,que les tendió la policía. La novela también presenta otro tipo de personajes como son los perros pastores, que defienden al ganado ovino de los pumas y de los abigeos.


En esta obra encontramos seis tipos de conflictos, que son originados por determinados agentes como la sequía , los hacendados Cipriano Ramírez y Juvencio Rosas, la policía y los abigeos:


1.- El primer conflicto se libra entre los pastores y campesinos contra la sequía , verdadero azote de la naturaleza y que los empuja a un existencia miserable , en donde el fantasma del hambre y de la muerte se harán presentes.

2.- El conflicto que se suscita entre los perros pastores y sus dueños, cuando el fantasma del hambre se agudiza a causa de la implacable sequía y se pierde todo sentido de solidaridad humana, suscitándose asimismo un conflicto entre los perros por la disputa de los alimentos.


3.- El conflicto que se origina entre los perros pastores y sus dueños cuando éstos a causa del hambre se ven obligados a comerse el ganado ,


4.- Los campesinos son victimas de la injusticia social cuando un hacendado prepotente y abusivo, de nombre Juvencio Rosas, dueño de la hacienda de Sunchu, los despoja de la comunidad de Huaira , y lo incorpora a su hacienda o feudo sin la menor conmiseración.

5.- Los campesinos son objeto de abuso por parte de los gendarmes o policías cuando llevan a los comuneros a la fuerza para el servicio militar.


6.- El conflicto que se desencadena entre los bandoleros, los hermanos Celedonio, con los gendarmes o policías y los dueños del ganado robado.


La novela, al término der su lectura,nos deja un amargo sabor de una realidad dura e implacable.

***

Sobre el escritor:

Ciro Alegría (1909-1967) fue un novelista, cuentista y político peruano cuya obra representa, junto con la de su compatriota José María Arguedas, la expresión artísticamente más madura de la narrativa regionialista e indigenista nacional en el siglo XX. Nacido en Huamachuco, pueblo andino del norte del Perú, hizo sus estudios escolares en esa misma región (donde tuvo como maestro a César Vallejo) y se comprometió temprano en la lucha política como miembro del APRA. En 1933 sufrió un año de cárcel y salió amnistiado al destierro en Chile. En ese periodo escribió la parte más significativa de su obra y ganó tres premios literarios que lo consagraron como autor de otras tantas novelas: La serpiente de oro (1935), Los perros hambrientos (1939) y El mundo es ancho y ajeno (1941). Esta última, considerada su obra maestra, recibió el importante premio latinoamericano de novela, convocado por la editorial estadounidense Farrar & Rinehart. Alegría estuvo viviendo 16 años en Estados Unidos, Puerto Rico y Cuba. Cuando volvió a Perú en 1957 se dedicó al periodismo y fue elegido diputado tras haber renunciado al Partido Aprista. En esta época publicó un libro de cuentos: Duelo de caballeros (1962). El mundo es ancho y ajeno es un gran cuadro épico de las luchas de una arquetípica comunidad indígena contra los tres poderes que quieren destruirla: la oligarquía terrateniente, el Ejército y el Gobierno al servicio de los intereses estadounidenses. El uso de las técnicas narrativas modernas y el aliento heroico de la composición le permiten presentar un relato río que arrastra materiales heterogéneos para crear un mosaico tan variado y dramático como la vida indígena misma. La novela refleja el programa político del APRA en sus primeros tiempos, recogiendo dos puntos destacados de ese programa: La importancia del espíritu comunitario y el papel de la educación y la experiencia del mundo, con vistas a la integración de los indios en el Perú moderno.
Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

4 comentarios:

  1. ajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajaajajajajajaj

    ResponderEliminar
  2. jejejejejejejejejejeejejejjejejjejejejjejej

    ResponderEliminar
  3. ajajjajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajajaj

    ResponderEliminar
  4. jojojojojojojojojo :P

    ResponderEliminar