sábado, 8 de septiembre de 2012

Daniel P. Mannix y su interpretación de una sola vida, la animal.


“Ninguno de los dos tenía un enemigo tan poderoso como el hombre.”
Daniel P. Mannix
El Zorro y el perro




El zorro  hizo un  último esfuerzo  por trepar al tronco y volvió a desplomarse . Esta vez quedó inmóvil . Copper avanzó  tambaleándose, cayó, se levantó,  y consiguió llegar hasta el zorro. Zarandeó débilmente el cuerpo de su víctima y luego se desplomó sobre el cadáver. (...) A fuerza de cuidados, el amo consiguió devolverle poco a poco la salud . Habían  desollado al zorro, y la piel estaba allí colgada , sujeta a un tensador como en los viejos tiempos.

(...)

Sin embargo Copper no tardó en advertir un nuevo cambio. Cada vez iba menos gente. La cabaña se venía abajo y el amo se tornaba  de día en día más taciturno y bebía más que nunca. Ahora sacaba raras veces a Copper de pase, y el viejo animal  solía pasar el tiempo tumbado en un montón de sacos, frustrado y perplejo. (...) Un día volvió el sujeto de la voz desagradable, aquél del edificio sombrío donde no dejaban entrar a los perros. También esta vez lo acompañaban hombres que olían a cueros. Venían con ellos otras personas conocidas, los mismos tipos que le habían prodigado palmadas cuando el amo y él dieron caza al último zorro. Ahora sus voces sonaban indignadas; señalaban airados la vieja cabaña(...)
Oyó  un ruido  que no había  oído nunca  en su  vida : el amo lloraba. Se había  sentado en el borde de la cama , sollozando; las  lágrimas  fluían entre sus dedos. Copper  se abrió paso entre la gente  y lamió, anhelante, las manos del amo, aferciendo su ayuda. El amo le frotó la cabeza cariñosamente, como en los viejos tiempos, y Copper  tembló de alegría .
El amo se acercó a la pared,  cogió la  escopeta  y la cargó. Copper se puso  a ladrar  y a hacer cabriolas de felicidad. ¿Volvían a salir  de caza y el amo lo llevaba con  él ? Sí  ; el amo lo llamó y, pasando entre la gente salieron.

El amo  lo llevó a poca distancia de la cabaña, se sentó  junto a  él  y empezó a acariciarle la cabeza. Copper le lamió la cara y gimió. Habían matado al zorro grande , el que durante años se les había escapado.

(...)
El  amo lo hizo tenderse;  luego le tapo los ojos con una mano. Copper estaba  tumbado, lleno de confianza. El amo sabía lo que hacía. ¿Recordaba lo bien que lo habían pasado juntos y aquélla última partida de caza que había durado un día, una noche y parte de orto día?   Desde luego que sí. Copper  lamió  por  última vez la mano del amo. No le importaba lo que sucediera  con tal de no verse nunca separado de él , porque habían matado al zorro grande, y en aquella tierra desgraciada  y corrompida ya no había sitio para zorros, perros  ni seres humanos. 

De:  El zorro y el perro (1967)

***

La historia:

La fiera rivalidad entre el zorro y el perro es tan antigua como los vastos campos y bosques donde se desarrolla. Desde que nacen, uno y otro poseen instintos y recursos que serán decisivos en la confrontación final por la supervivencia. Pero lo cierto es que pocas veces estos rivales tienen conocimiento directo de la bondad ni de la crueldad del hombre.

Durante el primer año de su vida, Tod, el zorro, fue criado por un granjero. Mientras el hombre lo alimentaba y jugaba con él, el corazón del pequeño zorro seguía siendo salvaje, y finalmente pudo más el ansia de libertad. Copper, el perro, mostró durante toda su vida devoción sin igual por su dueño y por la caza.

La historia de lucha entre Tod y Copper, larga y ancha de astucia, pone de manifiesto un extraordinario conocimiento acerca del mundo de estos dos animales. Ambos animales se presentan como inteligentes, si bien no en el grado de los seres humanos. La novela hace hincapié en que ambos son criaturas que dependen del olfato, sobre todo Copper, tanto como los seres humanos dependen de la visión.

La novela termina con la muerte de los dos personajes principales. La piel de Tod es clavada en la pared por el dueño de Copper, y el cazador le practica la eutanasia a Cooper con el rifle. Conmovedora, aunque desprovista de sentimentalismo, está llena de una profunda nostalgia por la desaparición del mundo que habitan tanto el zorro como el perro porque el hombre, el primer amigo, es el enemigo final.

Nadie que ame los animales o a la Naturaleza podrá evitar que este magnífico libro le emocione profundamente.

Referencias:
De: Biblioteca de selecciones. Volumen III, 1969

Sobre la novela:

El Zorro y el Sabueso (Inglés: The Fox and the Hound) es una novela de 1967 escrita por Daniel P. Mannix . Narra la vida de Tod, un zorro rojo criado por un ser humano en su primer año de vida, y Copper, un medio Perro de San Huberto, propiedad de un cazador local, conocido como el Maestro. Después de que Tod causara la muerte del perro favorito del hombre, el hombre y el perro sobreviviente persiguen al zorro para cazarlo, contra los contextos duales de un mundo humano cambiante y de una vida normal de Tod en la búsqueda de alimento y en la búsqueda de un compañero además de la defensa de su territorio.

La novela ganó el Dutton Animal Book Award en 1967, que dio lugar a su publicación el 11 de septiembre de ese año por E.P. Dutton. Fue en 1967 cuando fue seleccionado como el libro del club de Reader's Digest y además selecciónado ganador del Premio Literario Ateneo.

Fue bien recibido por las críticas, que elogió a detalle el estilo de escritura de Mannix. Walt Disney Productions adquirió los derechos cinematográficos de la novela, cuando ganó el premio Dutton, aunque no comenzó la adaptación para la producción sino hasta 1977. Muy modificada a partir del material de origen, The Fox and the Hound de Disney fue estrenada en los cines el 10 de julio de 1981 y se convirtió en un éxito de taquilla.





Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

3 comentarios:

  1. Mi estimada Arianna Ram, es probable que no esté en el mercado editorial, o si lo esté sea algo difícil de conseguirlo. Por lo menos aquí en Lima. Perú. En todo caso, la versión que aparece en este post, así como la carátula misma, pertenecen a una de las imágenes de internet, yo tengo un ejemplar que corresponde a la serie: Biblioteca de selecciones. Volumen III, 1969. Sería bueno que trates de ubicarlo por el nombre de esta serie. En todo caso te dejo mi correo personal: mariodelperu@gmail.com y si tengo alguna novedad te la hago llegar. Gracias por tu comentario. Cuidate

    ResponderEliminar
  2. hola. me interessa leerla. como puiedo hacer para conseguirla? soy de argentina

    ResponderEliminar