domingo, 19 de mayo de 2013

Obligaciones del corazón

Imagen extraída del portal
http://cosasdemujer.com/la-complicidad-en-la-pareja/
Cada quien es libre de tomar la mejor decisión para su vida- eso está claro-, vivimos en una sociedad libre y democrática ¿no?, y sin embargo es obligación -obligación ética y nuestra- el tomar la mejor, sí, la mejor opción que a  nuestro juicio consciente sea la correcta. Mentimos cuando decimos que no sabíamos que algo malo era malo, o que toda acción negativa traería una consecuencia negativa, el razonamiento humano es único e inequívoco por sentido común. Quien quiere hacer algo malo lo hace sencillamente porque sabiendo que esto es malo, opta por hacer una maldad. Esto es tan igual como el deseo de mentir o de equivocarse a propósito. Nadie obliga a nadie a actuar de determinada manera, somos nosotros los que optamos por hacer las cosas o decir las palabras que creemos convenientes según nuestro pensar consciente o tal vez inconsciente. Esto es lo que yo llamo, obligaciones del corazón. Las obligaciones del corazón consisten en tomar las decisiones más conscientes y consecuentes que conducirán nuestra vida presente y futura y que por tanto, repercutirán en aquellas personas con las que comúnmente nos relacionamos. No puedo justificar mis atropellos amparándome en mi mal llamada libertad, total, cada quien sabe lo que es mejor para sí mismo y para los demás. 

( De: Los latidos secretos del corazón. Lima. 2013) Víctor Abraham.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario