jueves, 19 de septiembre de 2013

El lenguaje de las palabras

pero las ideas no bastan, nunca sirven por sí mismas, fácil es pensarlas o arroparlas con palabras, ah, las palabras, las interminables palabras, que por sí solas carecen de validez, de ton y son; las experiencias son más importantes, los viajes, las conversaciones triviales e inesperadas, e inclusive las emociones y las pasiones juntas tal vez son más importantes que las ideas. Las ideas son mágicas, truculentas, seductoras, envolventes, sugestivas, eso lo sé, sin embargo son las vivencias y experiencias del individuo las que las vuelven con sentido, más certeras y dignas, más filosóficas, algunas veces más morales, otras, simplemente más sencillas, en suma vivificadoras.

Desde Lima, ciudad capital del Perú. 

Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario