sábado, 4 de octubre de 2014

Palabras de un ciudadano

No pienso anular mi voto, jamás he sido partícipe del voto en blanco: quienes promueven ello, lo hacen porque simplemente ni fu ni fa con lo que pase afuera. Y si digo esto, no es porque se trate de un asunto de democracia participativa porque ésta no existe en sí misma, más allá de lo que pueda significar una categoría nominal. Decía Saramago, y en esto coincido mucho con el autor de "Ensayo sobre la ceguera", que la democracia en sí misma no tenía existencia ni calidad, dependía mas bien del nivel de participación de los ciudadanos. "Democracía -y parafraseo sus palabras- es apariencia, es para los ricos, donde prima el factor riqueza, no el conocimiento, no la sabiduría, no la sensibilidad ni la libertad". Si refiero esto, es para delimitar términos y significaciones, y nos quede claro esto, de democracia participativa que los teóricos de las Ciencias Políticos andan inventando. 

Escribí, y me pronuncié, ya una vez en contra de la revocatoria del año pasado, sí, sí esa promovida en Marzo porque sencillamente no creía pertinente un desatino como éste, como el desaforo de una gestión municipal cuando esta aún estaba pleno ejercicio institucional. Aún había tiempo por culminar, el ciclo no estaba cerrado. Hoy las cosas son distintas, son otras.

Escribí en ese entonces, "Aquí el problema no está en que si alguien actuó mal, o si de dio cuenta tarde que debía actuar bien, no aquí no está la raíz del problema, sino en el egoísmo y el rencor con que muchos han actuado al sentirse despreciados o desairados, tal vez hasta incomodados" ( y sigo pensando esto aún, los individuos actúan movidos por el odio y el rencor producto de sus propias frustraciones de poner su confianza en personas que pueden ser susceptibles de fallar) . 

Pensé inicialmente, no promunicarme respecto a los comicios electorales de mañana, ya que no creía muy necesaria mi participación. Sin embargo, visto los últimos días de agitación política en Lima e intento de manipulación joven por ciertos sectores proselitistas, acostumbrados a mediar entre la hipocresía y la utilización mediática de jóvenes, tomé la decisión de manifestar abiertamente mi posición. Hice un alto a mis escritos de La Degradación Humana, y decidí compartir esta semana algunos de ellos entre amigos y conocidos de las redes sociales. MIS CONJETURAS no se equivocaron, confirmé mis sospechas,por un lado, la gente está harta de la manipulación, de la mentira y del silencio asolapado, y por otro- y esto es lo más preocupante- subsiste una pasividad frívola joven por no cuestionar, a partir de la reflexión, y ser mas bien condescendientes con esa propia manipulación externa que de sus consciencias usa. 

Yo le digo Sí, a la señor Castañeda Lossio, porque es, nos guste o no, un hombre con capacidad de gestión comprobada. Claro que también pueden haber otros, no dudo de su capacidad, sin embargo, me quedan muchas dudas sobre su procedencia y lo que han hecho: a las personas las conocemos y les tomamos respeto o consideración más por sus actos férreos y decisiones al margen de toda crítica maldiciente. Si refiero todo esto es porque las críticas, cuando van acompañadas de la desidia y del hablar por hablar, no encuentran verdad, sino al contrario acaban por entramarla y la mezclarla con otras emociones que nada tienen que ver con el buen juicio racional.Total, aquí no está en cuestionamiento lo que convenga o no, a alguien como yo, a pocos como los otros, sino lo que convenga a todos, al pueblo de Lima, en primer lugar. 

Al referir esto, no hago proselitismo político en favor de nadie porque sencillamente no me interesa coaligarme con ninguna tendencia, creo convenido más bien en la libre consciencia y en la determinación a partir de una conjetura analizada previamente. Y no me interesa para ello, para expresar lo que pienso, tener puesto un polo verde o amarillo o con estrella o con ningún otro símbolo o color para tomar una decisión, el poder político nunca me ha seducido, sin embargo, hoy de cara a estas elecciones de mañana, y reflexionado mucho respecto a lo hecho por esta gestión municipal. Una ciudad grande y cosmopolita como Lima necesita, nos guste o no, gente con capacidad y experiencia de gestión. 

Por eso INSTO a amigos, estudiantes, familiares, y toda persona vecina en posibilidad de sufragar A HACER un VOTO no llevado por lo leído o lo escuchado fatuamente, sino decidido, decidido y convencido de que lo que hoy se necesita es desarrollo urbano. OPTEMOS POR un voto consciente, al margen de cualquier cartel o propaganda mediática. Total, y ya lo escribí una vez -y sigo sosteniendo lo mismo-, resulta fácil  salir a la calle y protestar diciendo, "no más corrupción", cuando sin embargo se forma parte del partido político contrario al que se critica como también fácil es ser un opositor mediático o cuando se tiene un respaldo político y partidario detrás, y lo que es mayor, se tiene la certeza que siempre hay seguidores detrás, seguidores que no cuestionan sino hacen precisamente esto, "seguir", en fin, quien esté libre de pecado, tire la primera piedra.

Decidí mi voto, y apoyaré a CASTAÑEDA LOSSIO!

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario