domingo, 14 de diciembre de 2014

El circo de la COP20 (parte 1)

Me preguntan, personas allegadas a mí, qué es lo que pienso yo respecto al caso: Greenpaece y las líneas de Nazca, ¿has visto me dicen?... Uhm..., medito mucho esta inquietud, y llego a una sola conclusión, compulsivos activistas que buscan hacer publicidad mediática porque saben que en este país, quien quiere portada es quien obra escandalosamente, y para ser sincero, lo han conseguido gracias a nuestros medios informativos mediocres... Ahora bien, según declaraciones del señor Ollanta Humala, "Nos han faltado el respeto...", sin embargo considero que sus discursos nacionalistas poco sostenidos en una política clara hacen que sus palabras queden sin piso, considero, al menos para mí que están demás, ya que vivimos en un país en el que a diario se falta el respeto a la ciudadanía, ¿y cómo es esto?.... Pues bien, pésima educación, corrupciones impunes, negociados ilícitos, desalojos intempestivos y abusivos, leyes sin pies ni cabeza, en fin. No sé que piense la mayoría de ciudadanos al respecto, pero me interesa más hacer un análisis riguroso sobre esta última COP20 que la considero evento más importante, no por la envergadura de tratarse de las Naciones Unidas o por su temática manoseada, sino porque considero que hay muchos cabos sueltos y que es necesario intentar atarlos, o por lo menos conocerlos. Es mas, creo que deberíamos dedicarnos a investigar a fondo ello, en fin... Personalmente, me importa más analizar lo que atenta contra la vida misma del individuo a gran escala, que lo que pueda pasarle a un patrimonio que ya de por cierto está tan olvidado, porque seamos claros, este como tantos otros del país...solo son retomados como "cultural" cuando conviene a las arcas del Gobierno a la hora de hacer prevalecer todas estas mentiras del turismo interno, Marca Perú, PromPerú, y etc..etc, uhm... así están las cosas.

Días de grandes celebraciones y encuentros de Coffee COP

La Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, COP-20, se llevó a cabo en Lima, del 1 al 12 de diciembre, hasta hace poco, y según nuestra prensa los ojos del mundo nos estuvieron mirando (Supongo que Greenpaece y sus fideístas activistas, no iban a dejar pasar esta oportunidad, en fin.). Fueron días -como lo vino informando la prensa- de continuos diálogos y debates, inclusive jóvenes universitarios del mundo, mandatarios, y personalidades del activismo ecológico.

No faltaron los recursos diplomáticos del MINCETUR, Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, y sus palaciegas noches y tardes de brindis y coffee COP, como lo denominaron. Según el portal web de Gestión, diario de economía y negocios del Perú, del diario El Comercio, que cito al final de esta crónica, refería la mañana del viernes 12, "El Perú ha sido la sede del evento más importante del calendario anual de las actividades de Naciones Unidas para el cambio climático (...) nuestro país ha construido una reputación por buena comida, los ojos estaban alerta". Luego señalaba, "la COP 20 debió atender la demanda de alimentación de 14,000 asistentes registrados (...) se ofrecieron platos amazónicos. La organización escogió a los restaurantes El Ostrero y Amazonic Grill para esta área.
(...) las Coffee COP funcionaron las 24 horas con ensaladas, sándwiches, quiches, jugos, postres y un sushi bar. Para la bienvenida se trabajó junto a PromPerú para ofrecer un menú marino a 4,000 invitados. En los cocteles para las autoridades, ofrecidos en el Parque de la Reserva y el Teatro Nacional, se implementaron estaciones de quesos peruanos como el characato y se sirvieron platos como langostinos crocantes con miel de rocoto. Chefs mediáticos como Virgilio Martínez y Gastón Acurio también asistieron a la COP20. Este último preparó un cebiche vegetariano junto a Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas. Acurio explicó que el cambio climático afecta directamente a los productos naturales que son la base de la cocina local."

El meollo del asunto

Como se puede apreciar, las atenciones palaciegas no se dejaron esperar, la pregunta sería, ¿Cuánto dinero no?¿Cuánto de ello se cederá a los proyectos de Medio Ambiente?¿Es coherente Gastón Acurio con sus precios, y cadenas de restaurantes, ahora bien, podrá un poblador de a pie de Cerro de Pasco o de La Oroya pagarse solo una semana de almuerzos en alguno de sus restaurantes?. La respuesta es simple, no señores, como tampoco creo destinen algo para proyectos de Medio Ambiente, por una razón sencilla, todo es negocio privado.

Por otro lado, El diario "La república", a través de su columnista Mirko Lauer, que cito como fuente No.2, sostiene que a puertas de cerrarse este capítulo, "La cobertura de esta COP como megaevento mundial ha disimulado los intensos conflictos entre delegados que son la norma en este ciclo de reuniones.(...) muchos participantes sostienen que el borrador presentado por los países desarrollados no está balanceado, y que más bien ha vuelto a ser concebido para permitirles zafarse de sus obligaciones. Lo cual equivaldría a patear hacia las calendas griegas medidas urgentes para avanzar en la lucha contra el calentamiento global, motivo de la reunión.". Añade también, "La madre del cordero fue que los co-presidentes de la Plataforma de Durban, el más sensible de la reunión por ser el que redacta las decisiones para el 2015 en París, insistían en redactar el texto de las decisiones y luego someterlo a votación. Esto se ha logrado, pero de todas maneras quedan intensos conflictos en el aire de la COP20".

Un alcance significativo que es necesario anotar

Un amigo mío,  miembro del PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores/as), para cuyo email cito convenientemente: demossocial@yahoo.es, para cualquier alcance mayor, me hizo llegar un comunicado que luego de un análisis profundo, pude inferir. Por un lado, como sostiene esta información, y que certifico como precisa, "quien mire el mapa geográfico del Perú encontrará que casi todo nuestro territorio está concesionado a las empresas mineras, petroleras y agroindustriales, y gran parte se superponen a los territorios de las comunidades nativas y campesinas. Además la mayor parte de conflictos en el Perú, es de carácter ambientalista".

Por otro lado, se está matando nuestra propia tierra, con sus recursos y su propia gente. Ahora bien, el cambio climático, no es producto- y en eso hay mucha verdad- de la actividad humana en general, esa es una mentira que nos hacen creer, sino de la expansión de un sistema capitalista muy grande - y demasiado ,sanguinario- al que el país como tantos otros solo funcionan como alcancías, y cuyos gobernantes solo son piezas de un juego mayor, la desertización. Aquí, en este macrosistema la producción, distribución y consumo de mercancías, basado todo ello, en la competencia, la búsqueda incesante de la ganancia y de la acumulación, se apoya en la superexplotación de los trabajadores del campo y la ciudad y en la utilización de un sistema energético de combustibles fósiles (reservas que se agotan) como el petróleo y sus derivados, el gas natural y carbón mineral; ahora bien, el problema acá que es de gran envergadura, si se tiene en cuenta que estos combustibles constituyen casi el 80% de la oferta mundial de la energía.

Uhm...

Este hecho me lleva a pensar que este es un ciclo que va a continuar irremediablemente nos guste o no: los próximos treinta años. Sin embargo, lo que si me indigna es la pasividad con la que nuestros intelectuales y líderes de opinión reaccionan, ...pero qué van a decir, si también son parte de esta degradación moral y social que a la larga conlleva a la misma desidia enmarañada de falsas verdades.

Ahora bien, hay que entender aquí una cosa, y de eso no me queda la mayor duda, que en este lapso de tiempo - al menos durante esta últimas semanas- considero que el Gobierno ha gastado decenas de millones de dólares para atender a la alta burocracia de la ONU y lanzar discursos demagógicos al exterior mientras que al interior del país se sigue atacando - y faltando el respeto, en palabras del Presidente citadas al inicio de este trabajo, a nuestra biodiversidad ecológica como todos los gobiernos neoliberales reprimarizadores de nuestra economía que le han antecedido y que sin duda alguna, los demás que vengan seguirán esta misma directriz, porque hay aquí una gran verdad: se da apoyo absoluto a las industrias extractivas de la minería y el petróleo, al mismo tiempo que se subsidia la economía de los empresarios saqueando la de los trabajadores. Esto significa que mientras a los empresarios se les provee adecuadamente, los intereses territoriales y ambientales de los campesinos, nativos quedan vulnerados, ni que decir de la economía de las regiones, en fin, dándoles así a los trabajadores de las ciudades una migaja a cambio de quitarles derechos laborales en seguridad y salud. Como vemos, así están las cosas por acá, por la "capital de la gastronomía mundial".

No hay comentarios:

Publicar un comentario