lunes, 10 de agosto de 2015

VOTO NULO 2016, un reto ético, solidario, pacífico

Amigos y amigas del Perú:

Según algunos datos de anteriores procesos electorales, se tiene que:

1. Los años 1931, 1978, 1992, se promovíó el VOTO NULO CON UNA FUERZA IMPRESIONANTE, pero que debido a las coyunturas del momento, no ameritaban aún el escenario propicio para un triunfo electoral a nivel nacional.

2. El 2001, los escritores Jaime Bayly y Álvaro Vargas Llosa fueron el rostro de una cruzada en favor del VOTO NULO, que al final no resultó fructífera debido a la poca, despreocupada y nada seria campaña que emprendieron, preocupados más por el figuretismo, y las cámaras que por el hecho en sí mismo: esto es cuando pasaron a segunda vuelta presidencial  Alan García por el Apra y Alejandro Toledo por Perú Posible.

3. El año 2000, época nefasta en la que el poder se debatía entre Alejandro Toledo, y Alberto Fujimori, que buscaba una tercera reelección, año también de la indignación nacional, y del destape de corrupción jamás visto en el país, obra de los famosos vladivideos, hechos por Vladimiro Montesinos —quien en calidad de asesor presidencial del gobierno de Fujimori—, sobornaba a dirigentes políticos, de empresas privadas importantes, de comunicación y de gobiernos locales para que se pusieran a disposición del gobierno. Ese mismo año el rechazo masivo, y la coyuntura del momento pudieron hacer que el VOTO NULO por primera vez en la historia electoral peruana alcance un ético 31 % del total de votos computables, ya para ese entonces Alejandro Toledo se había retirado.

Ahora, de cara a unos nuevos comicios electorales el próximo año, y dadas las coyunturas, nada sanas ni confiables por esta clase política del momento, autodenominada así misma "representativa", cuando en la práctica real sabemos que no es cierto, es necesario, urge con demasía empezar a levantar consciencias a nivel de todos los estratos sociales, y culturales, sin discrimanación de raza, color, sexo o religión, ya que hoy, decir, "¡basta ya!", es lo más ético que podemos hacer. Es tiempo de tomar una decisión coherente, reflexiva y solidaria pensando en el legado moral y material que daremos nuestras próximas generaciones, nuestros hijos e hijas, a nuestros próximos peruanos. El reto es posible , hoy más que nunca, lo hace posible y alcanzable.

"El Jurado Nacional de Elecciones declara la nulidad de un proceso electoral, de un referéndum o de otro tipo de consulta popular cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superan los dos tercios del número de votos emitidos.", nos dice el Art.184 de nuestra Carta Magna. Esto quiere decir que si ya la ciudadanía consciente y crítica, en el pasado pudo con su voto alcanzar casi un tercio de la votación nacional, podría volver a hacerlo, si así se lo propusiera. Las condiciones hoy en día están dadas, la pelota está en nuestra cancha, y hoy más que nunca la historia nos da la oportunidad a los peruanos, de hacer por fin posible un cambio ético, un cambio esperado que las viejas izquierdas, derechas y ahora centros nunca lo darán, ni pensarán darlo de llegar al poder, pero qué van a darse los cambios, si están amarrados con el poder mismo, y conviven entre sí, sirviendo a los grandes mercados financieros, que en palabras de Saramago, o Galeano, hasta hace poco, poderes sin rostro que le han dado a la población del mundo solo dos cosas, consumismo- capitalista, y éxito relativo, aunque carentes los dos, de emociones y valores humanos.

Tiempos de consciencia joven

IMAGEN: ARCHIVO VOTO NULO 2016
Romper el pacto de la corrupción de quienes gobiernan y postulan en estas elecciones nacionales 2016, y sentar un precedente histórico frente al dinero sucio de los poderosos que quitan y ponen representantes que dicen -cuánta mentira hay en ello y en sus palabras-, que dicen representarnos. Sí, hacer frente a los crímenes contra el medio ambiente, porque esa es la verdad están matando a nuestra tierra y a quienes la habitamos, además de hacer frente a la pasividad de la clase política que no quiere ver desde arriba que hay violencia estructural, e inseguridad ciudadana en las calles.

Querer intentar construir la esperanza de cambio, una nueva consciencia ciudadana, para crear una nueva Agenda Política Nacional impulsada por la juventud y toda la ciudadanía, a partir de una Constitución legítima, resultaría ahora, lo más viable: tan viable como tener el real poder de decisión, para decir, sí!, bienvenida!, a una mejor educación de calidad, y decir, no!, basta! a narco-partidos, testaferros, lobistas y embrutecidos de poder.

Para esto, para lo que se ha planteado, tienen que surgir nuevas generaciones con nuevas ideas, con nuevos valores. Espero podamos entender. La desaparición de miles de personas jóvenes, inteligentes y preparadas es una ausencia terrible para el país. Muchos en el presente siguen siendo condenados y hasta ignorados por esos individuos que yo llamo siempre con sarcasmo, "los grandotes". Esa vieja generación de la verdadera izquierda preocupada, que tendría ahora cincuenta años, y hasta más, desapareció: los que podrían formar esas alternativas no están, o al menos, ya no las suficientemente éticas. Fueron asesinados, torturados, desaparecieron.

Entendamos que hay un enorme vacío generacional, y los pocos, porque los hay, los he visto, y lo he sentido así, luchan por intentar hacer algo nuevo, diseñar algo distinto, devolvernos una nueva esperanza. Por eso, es necesario que la juventud comprenda que tiene un lugar que ocupar, una realidad que criticar de forma neutral e independiente. Es necesario que comprenda que hay un lugar que está vacío, y que no puede ser entregado a nadie que no tenga las suficientes agallas que sí las tiene el joven, esa moral no contaminada. Ahora bien, si expreso esto, es porque creo y apuesto por la juventud de mi país, con todas sus dudas, sus temores y preocupaciones, total, estamos para ayudarnos, para ayudarnos todos...y es que aún es necesario que volvamos a repensar, ¿Qué quiero dejar a mis hijos?

Consciencia poblacional
"Casi un tercio de los votantes en el 2016, serán jóvenes", con estas palabras, la tarde de ayer, domingo 9 de agosto, el diario "El Comercio" de Lima, referería esta noticia. Es necesario que entendamos que esta palabra "joven" aplica para los comprendidos entre los dieciocho, y veintinueve años, según las leyes peruanas vigentes. Por eso necesitamos del apoyo general, del apoyo poblacional en su totalidad. Recurrimos a ustedes, amigos y amigas del Perú. nos dirigimos con el mayor respeto posible siendo fieles, y consecuentes con ese pacifismo que nos ha acompañado desde siempre, desde nuestros inicios.

Pensamos convencidos de que el Perú necesita una representación popular grande, amplia, sostenida por una pasión que refleje un sentimiento anticonsumista-capitalista, un sentimiento provisto de vigor autónomo, y pro-defensa de la naturaleza, y de la vida animal, preocupado por los derechos de las personas, de las mujeres peruanas, niños y ancianos, y atento a las necesidades de estas. No necesitamos capillas en donde cada quien salga, y grite, "Aquí mando yo...!!". Necesitamos limpiar el país de tantas lacras morales y económicas

Pero, esto qué quiere decir, sino algo muy claro, nos toca a los demás ciudadanos comprometernos con esta causa que es de justicia, y de beneficio para todos al final. Familias, agentes de la sociedad civil, individuos autónomos, libres y solidarios. Es menester nuestro colaborar, y crear consciencias, promover un mayor arraigo que sirva al final, al único objetivo substancial, que es en suma, una nueva imagen del peruano ante los ojos del mundo.

Víctor Abraham les saluda, y deja este primer bosquejo, en concordancia y unidad con quienes venimos trabajando, y dando aportes enriquecedores y renovadores para esta campaña de VOTO NULO 2016. Gracias.

IMAGEN: ARCHIVO VOTO NULO 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario