sábado, 10 de octubre de 2015

El Cuarteto Tunecino y un Nobel de la Paz para una sociedad civil organizada


El Cuarteto Nacional de Diálogo de Túnez fue reconocido el último viernes 9 de Octubre, con el premio Nobel de la Paz. El premio reconoce su "decisiva contribución a la construcción de una democracia pluralista en Túnez en el despertar de la Revolución de los Jazmines entre 2010-2011", explicó el Comité Noruego del Nobel, compuesto por cinco personas designadas por el Parlamento noruego. que a diferencia de los demás premios es el único que se entrega fuera de Suecia, esto es, en Oslo, capital de Noruega.

¿Y qué significa esto, preguntaría alguien?


Bueno, como según se detalla el portal web de la BBC MUNDO, sito en, http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/10/151009_sociedad_premio_nobel_de_paz_2015_am, este premio reconoce a la sociedad civil de Túnez, el único país protagonista de las revueltas árabes que ha sido capaz de llevar su transición democrática a buen puerto. Por eso el premio es coral y recae sobre el llamado Cuarteto Tunecino, las cuatro organizaciones de la sociedad civil que patrocinaron una salida dialogada a la aguda crisis política que vivía Túnez en 2013 y que amenazaba el proceso de transición iniciada tras la primavera árabe en 2011. El Cuarteto está conformado por el Sindicato General de Trabajo de Túnez (UGTT por sus siglas en francés), la Confederación de Industria, Comercio y Artesanías (UTICA), la Liga de Derechos Humanos de Túnez (LTDH) y la Orden de Abogados de Túnez.

Por otro lado dicho portal web expone las principales reacciones del mundo académico, citando palabras como las de Kaci Kullmann, presidenta del Comité Noruego del Nobel, "Estas organizaciones representan distintos sectores y valores de la sociedad tunecina", para luego agregar, "Con esa base, el Cuarteto ejercitó su rol como mediador y fuerza convocante para avanzar en el desarrollo pacífico en el país africano con una gran autoridad moral". Ahora bien, como precisa su portavoz oficial, "De este modo, es necesario dejar en claro que, otorgar el premio al Cuarteto, y no a las cuatro entidades de forma individual, es resaltar un trabajo unificado", termina así el informe periodístico que la BBC MUNDO difunde.

Reconocimiento a una sociedad civil organizada

El reconocimiento a una sociedad civil organizada por patrocinio de instituciones abiertas al diálogo, es en resumen, lo que significa este Premio Nobel de la Paz 2015, ya que es indudable que Túnez, ha dado una muestra de ejemplo al mundo, al decirnos que, implícitamente, una sociedad organizada desde la propia ciudadanía, sí puede ser alcanzable. 

Así, recibir noticias como estas, no es más que un incentivo para seguir buscando al interior de nuestras sociedades contemporáneas, actitudes de diálogo, de convivencia, de reconciliación, y sobre todo, de tolerancia y apertura entre sus propios miembros.

Pienso ahora, volviendo el rostro a mi propio país, al Perú, que este Premio Nobel de Paz 2015, es un remezón contundente para aquellos que no quieren que aquí se pueda consolidar una sociedad civil organizada, y estos, provienen de dos sectores muy marcados: por un lado, las seudoorganizaciones políticas con toda su maquinaria económica y periodística que ahora se presumen de centro porque saben que autodenominarse "de derecha", ya no es muy rentable que digamos; y por otro lado, la izquierda retrógrada que sin tener presencia ni existencia moral en la ciudadanía siempre ha jugado a doble conveniencia, valiéndose para ello de sus fanáticos simpatizantes. Es así que, las olas de la diáléctica, hoy nos están demostrando, que la indiferencia y la individualidad no son caminos viables, sino la alternancia de los propios sentimientos y valores del individuo mismo, del ciudadano mismo, de la persona humana misma, por tanto jóvenes del Perú, decirles no, a estos sectores, es deber de justicia ética.



Desde Lima, ciudad capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario