domingo, 11 de octubre de 2015

Los nuevos acontecimientos de la historia

Sobre mi propia necesidad de información

Desde el año 2009, en que entré en contacto con la BBC MUNDO, a través de un amigo mío, y colaborador permanente en la edición inglesa de Londres para este mismo medio informativo, soy un suscriptor asiduo. Muchos de los escritos que he podido desarrollar para este blog, para mis trabajos de investigación e inclusive para mis clases, han recibido fuerte sustento en la información pertinente que de este medio he recogido. Por supuesto, que también he ojeado otros diarios, sobre todo los domingos, entre ellos, El Comercio de Lima, La república, y bueno cuando viajo a Trujillo, La Industria, que a mi criterio personal son los diarios más serios del Perú, claro está que en algunos casos también caen en excesos de direccionalidades y parcialidades. (Este es el gran problema de la prensa, en fin), Como decía, a diario, me llegan a mi correo personal, noticias, reportajes y crónicas sobre distintas polémicas, manifestaciones, marchas, denuncias, invitaciones para sumarme a petitorios, temáticas muy genéricas, algunas algo reconfortantes, y otras para no decir indignantes, diría menos reconfortantes. sin embargo el caso, no va por el mero hecho de leerlas y decir, "que va, cómo pasan las cosas, y ya está", no, al menos considero que el buen lector, siempre debe ofrecer una interpretación, un juicio honesto sobre lo que a juicio personal llega a leer, a eso llamo yo, ser un lector comprometido, al menos con la información que se lee.

Semanas para tener en cuenta

Entre las últimas noticias, que me han llegado, y que he tratado de darles el sentido y la interpretación justa está la Semana Nobel que ha pasado, aunque aún nos falta por develar el último, el Nobel de Economía, y por lo que he podido tener alcances, hay fuertes competidores como el profesor Richard Blundell, por sus investigaciones sobre como las decisiones políticas impactan en los mercados laborales y en la demanda de los consumidores", así como, particularmente, por "cómo se ven afectadas las familias en condiciones económicas adversas", e inclusive se habla de otro prestigioso economista como John A. List, profesor de Economía de la Universidad de Chicago, al que se le atribuye el mérito de extender la aplicación en Economía de experimentos de campo, abriendo así un nuevo entendimiento que permite comprobar, por ejemplo, "si el comportamiento de los sujetos en condiciones naturales encaja con la teoría económica", en fin, habrá que esperar a ver que sucede.

¿Qué está pasando en Hispanoamérica...?

Catalunya, y su escenario de independencia.
Imagen: BBC Mundo
En Catalunya, las fuerzas partidarias de la independencia lograron la mayoría absoluta en el parlamento catalán, y aunque no consiguieron el 50% de los votos. parece que pronto tendremos un escenario incierto aunque los independentistas se sienten legitimados para seguir adelante con la ruptura con España, y es que hay un problema, sectores muy fuertes de catalanes, están pidiendo a gritos su propia separación y autonomía. En nuestra región, no se puede ser adverso e indiferente al último tramo del acuerdo de paz, que parece ya ser definitivo (bien por Colombia), y que han suscrito Juan Manuel Santos, en representación del Gobierno, y Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", máximo líder del grupo rebelde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Por otro lado, han sido notorias -y necesarias diría yo- las visitas del Papa Francisco a Cuba, a Estados Unidos, y sobre todo a la Sede de la Organización de las Naciones Unidas, en donde dejó un claro mensaje, reformas, mayores reformas, "Necesitamos, más que nunca, un nuevo orden internacional, basado en la experiencia y los resultados obtenidos por la ONU".

Inmigrantes y sus familias. Fuente: BBC Mundo
En el norte de nuestra América, el drama de la distancia de los inmigrantes y sus familias entre México y Estados Unidos, es terrible, solo leer esta expresión ya nos deja mucho por reflexionar, "Estamos felices porque nuestra familia tiene una vida mejor en Estados Unidos, pero también nos sentimos un poco tristes de que nuestra cultura y forma de vivir estén desapareciendo lentamente del futuro de nuestros descendientes", son las palabras de Martha y Faustino, al ver a sus hijos, nietos y bisnietos viviendo al otro lado de la frontera. En el Distrito Federal, las olas de violencia que no paran, la ferocidad de las calles que sigue impune en muchos casos frente a una ciudadanía que espera, y ya no con tanta paciencia, el pronunciamiento de sus autoridades mexicanas que en su gran absoluto se han sumido en la corrupción y en los tentáculos del narcotráfico, algo muy similar a lo que pasa en el Perú, aunque no todavía a gran escala, luego me pregunto, en punto parte, ¿qué estamos esperando?

¿...y en el Perú?

Logo de la campaña Voto Nulo 2016 en Perú.
Fuente: Archivo de campaña
Y es que aquí, en Perú, las cosas están empezando a tomar forma electoral, este mes es el decisivo para que los partidos políticos, o seudopartidos diría yo, puedan inscribir a sus candidatos ante un Jurado Nacional de Elecciones, también amañado y entrampado por su propia ley electoral, llegando al extremo de permitir que cinco de las agrupaciones con más fuerza y presencia nacional, sean todas representadas por entes corruptos, sombras furibundas cargados de descrédito moral, tipos con delitos por resolver y juicios abiertos, por el simple hecho de haber cumplido con la normatividad "democrática". Hecho, que sin embargo, no me preocupa, dada la campaña nacional de VOTO NULO 2016, que hemos decidido organizar y promover desde las propias ciudadanías, que día a día siguen sumándose a esta propuesta, dada el descontento e indignación generalizada. ¿La izquierda peruana?, diría más bien, ¿dónde está la izquierda peruana?, que no es ni la sombra de lo que en otros países es, movimientos con fuerza y sustento, en algunos casos, y en otros, para decepción como en el caso de Brasil, plagadas de sanguinaria corrupción, pienso por tanto, que esta es la imagen real que también tiene esta  seudofuerza popular aquí en este país, país que en sus capas más viejas siguen corrompiendo a los jóvenes, sumiéndolos en el orbe de los tecnócratas con corbatas, y los supuestos cargos gerenciales que dan réditos a quienes lo ejercen, cuando la realidad es otra, realidad que más pareciera estar en sintonía con los bancos, ¿por qué? porque sencillamente, la gente anda preocupada, pagando tarjetas y tarjetas, y comprando y endeudándose para pagar más y cada vez más consumos de tarjetas. Las universidades?, nada, siguen formando sus seres autómatas con el cuento de la propia empresa, la buena especialización tecnológica, y la posibilidad de alcanzar el título para consolidar así, el gran sueño americano que las novelas de clase media intentan meter a un cerebro cada vez más estigmatizado, en fin.

Dos ejemplos

A todo esto, me quedo con algo, con las últimas noticias del Nobel de Literatura, y me refiero a la escritora Svetlana Alexievich, continuadora de la obra del otrora Premio Nobel ruso del 70, Alexander Solzenitsin, sí, porque esta mujer ha seguido desde sus reportajes periodísticos y su prosa directa luchando por desemascarar ese socialismo real con todo su totalitarismo y sus propias taras de ambición por el poder, Otro ejemplo, digno de reconocer, al margen de cualquier crítica es el reconocimiento del Nobel de la Paz, a la sociedad civil de Túnez, el único país protagonista de las revueltas árabes que ha sido capaz de llevar su transición democrática a buen puerto. Por eso el premio fue coral y recayó sobre el llamado Cuarteto Tunecino, las cuatro organizaciones de la sociedad civil que patrocinaron una salida dialogada a la aguda crisis política que vivía Túnez en 2013 y que amenazaba el proceso de transición iniciada tras la primavera árabe en 2011. Hecho que dejó claro una cosa, que una sociedad organizada desde la propia ciudadanía, sí puede ser alcanzable.

Necesidad de nuevas ciudadanías

Imagen de red
Por todo lo anteriormente expresado, y escrito, debo concluir afirmando que las ciudadanías de Hispanoamérica, piden cambios, están pidiendo cambios ahora más que nunca, en el Distrito Federal, en Lima, en las comunidades latinas de los Estados Unidos, en Caracas, en Buenos Aires, en Brasilia, en Catalunya, en Madrid, en Cuba, e inclusive en el propio país del sueño americano, en fin, a lo largo de todas sus regiones y delimitaciones jurisdiccionales, por lo que pienso que todo está ahora en la cancha de sus miles de jóvenes. Las oleadas de la dialéctica histórica están por dar nuevas sorpresas al mundo. La esperanza está ahora en los nuevos rostros, ya sea desde los campos desde donde se animen a participar. Es probable, y lógico conjeturar que lo que vislumbraba Galeano, desde su observación a través de "Los hijos de los días", o Saramago desde su propio desasosiego, esté próximo a convertirse en espíritu de acción.

Por tanto, nuestras sociedades necesitan jóvenes cuestionadores, libertarios, abiertos al diálogo, pero a la vez firmes y coherentes con su propia consciencia. Esas son las generaciones que hoy demanda, no el mercado, que suelen promover los tecnócratas en las propagandas de sus universidades, sino la vida, los acontecimientos de la historia, porque ella misma, la historia, se fundamenta en el contexto y el tiempo, y créanme jóvenes, que hoy es el tiempo.

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario