domingo, 24 de abril de 2016

Nos escriben... contestamos...

Me escribe una señorita de apellido Salazar, que registra como actividad profesional el ejercicio de la asesoría jurídica, en fin. Bueno, según su texto dice:
"Para anulación total necesitas 66.6% del total de votos válidos.
La Ley orgánica de Elecciones señala que para el cómputo de VOTOS SE RESTAN los votos nulos y en blanco de ELLO SE OBTIENE EL PORCENTAJE.
De lo cual podemos concluir QUE FUISTE UNO DE LOS CULPABLES DE la elección de los 72 CONGRESISTA FUJIMORISTAS, ya que AL DISMINUIR del universo DEL TOTAL DE VOTOS VÁLIDOS los porcentajes de todos los candidatos crecieron.
Además, existe la figura de Apelación que debe ser resuelta.(...)".
Otro, colega, también profesor, me escribe
"Serán responsables cuando Keiko sea Presidenta o ¿igual se van a lavar las manos? (...) Es irreal el voto nulo porque este país no es unido, en este país no hay el sentido de nacionalidad, este país es muy ignorante por eso el voto nulo no llega ni llegará a tener mayoría, ¿crees que con 9% puede hacer algo más que la burla? Para que este país despierte no necesita del voto nulo sino de sacar a esos políticos corruptos con las fuerzas porque legalmente es imposible".
Primero nos preguntaban, ¿qué iba a pasar luego del 10 de abril, cuál iba a ser nuestro siguiente paso de cara a esta esperanza que propusimos cuando lanzamos hace diez meses esta propuesta? Si nos damos cuenta han pasado muchas cosas desde entonces, pero entre todas: la más importante, aunque a muchos sectores de la partidocracia les cueste reconocer es que Voto Nulo 2016 ha empezado a articular ya un proceso de resistencia organizada desde la propia ciudadanía, hecho que ha propiciado la aparición de nuevos frentes de resistencia, denominados también para satisfacción nacional, Voto Nulo, a quienes por supuesto, desde ya agradecemos. 

Segundo, como podemos ver, esto hace que Voto Nulo 2016 en Perú, sea ya una realidad. Ha dejado de ser un proyecto para pasar a convertirse en una realidad tangible, una realidad que ya empezó a germinar, y eso nos compromete a quienes trabajamos al interior de este espacio autónomo aún más a seguir trabajando diariamente. Asimismo es necesario precisar que hasta ahora son once (11), las regiones adscritas a esta propuesta, al menos así lo han ratificado en nuestra última asamblea sus miembros. 

Tercero, logramos según cifras que ya se han difundido desde la ONPE. Solo por citar el último escrutinio que nos llegó nuestra cuenta personal, al 95.45% de actas contabilizadas, Keiko Fujimori contaba con 5,918,498 electores, indiscutible ganadora de la primera vuelta. Sin embargo, los ausentes, nulos y en blanco alcanzaban a sumar más que los peruanos que marcaron la "K" el domingo 10 de abril.  Isaac Bigio, un colega periodista, escribe en una columna para el diario La República de Lima, 
"A medida que se revelan las cifras oficiales más viene creciendo el voto blanco/nulo, el cual ha llegado a una escala sin precedentes en la historia.
Es la primera fuerza para el parlamento andino y también para el Congreso, superando al fujimorismo que consiguió un 55% de este. Para la presidencia este viene trepando hacia el 18% de los votos emitidos (...) Jamás antes el voto blanco/nulo ganó una elección congresal y quedó segundo en un balotaje peruano. La ley no contempla que este pase al segundo turno, pero que sí un alto número de este podría conducir a invalidar una elección forzando a una nueva (algo que tal podría aplicarse para el caso del parlamento andino)".
Del mismo modo,  RPP (Radio Programas del Perú), informó en su momento en fecha 14 de abril, según los escrutinios de la ONPE, al 95.45% de actas contabilizadas,
"Los votos nulos suman hasta ahora 888,730, un número superior en 24 mil a los obtenidos por Alianza Popular (Agrupación política, que representara en su momento el corrupto Sr. García Pérez, ampliamente derrotado por la ciudadanía decente y consecuente). Los votos en blanco son aún más: 2,154,753. En los votos emitidos suman un 16.99%. La cifra total: 3,043,483. (...) De los 21,856,242 electores hábiles este 2016, 3,945,833 no votaron el domingo 10 de abril. Es decir, 825,390 votos más de los que tiene Pedro Pablo Kuczynski hasta el momento.(...) De unir los ausentes, nulos y en blanco de la primera vuelta, se suman 6,989,316 votos. Esto significa un millón más de votos que los que consiguió Keiko Fujimori en esta instancia". (RPP. 14 de abril. 2016)
Los votos blancos y nulos representaron un gran porcentaje y superaron la cifra de varios candidatos. Fuente: ONPE, citado por RPP. 14 de abril.

UNA NUEVA RUTA

SIEMPRE hemos venido afirmando, desde el interior de Voto Nulo, que la ruta del cambio no viene por la continuidad ni el conformismo, menos por la resignación o el oportunismo. Los hechos han demostrado que se está avanzando para afianzar eso que muchos ven como imposible. Sería bueno pedir, o en todo caso dirigir este mensaje a los votantes indecisos, independientes que no forman parte de la base dura de ningún partido, y que por consiguiente no saben si votarán o se abstendrán. Dirgirnos a aquellos que están cansados de un sistema electoral que funciona tan bien para sus partidos, pero muy mal para sus ciudadanos"

Por otro lado, decir que el Voto Nulo favorece a la fuerza de la Sra Keiko Fujimori, es falso y desleal. Eso solo sería cierto, si todos los que anulan su voto fueran antifujimoristas, sin embargo no es así. Quienes anulan están manifestando su posición a un sistema quebrado y desgastado de partidos, no a un partido en específico, además quienes vician su voto provienen de distintos sectores de descontento popular, inclusive partícipes de partidos políticos, no convencidos por sus propios líderes.

Esta propuesta, y ya se ha dicho muy bien esto, ha sido concebido como un espacio de ruptura, de irrupción, de consciencia social, frente a eso que se llama corrupción, y que por cierto hasta ahora nadie ha querido encararla frontalmente, al menos desde la base de una organización propiamente ciudadana por una simple y sencilla razón porque se han acostumbrado a convivir con esta.

Por tanto, y decimos a nuestros detractores, intentando al menos hacernos de un espacio en sus juicios valorativos que no podemos cargar los pasivos de otros, no. El problema del país, y siempre lo hemos dicho, es esa izquierda ambigua, profesa de esa corriente stalinista enferma, esa izquierda vieja y cavernaria acostumbrada a sobrevivir con favores mediáticos, con ONGs, con Gobiernos de turno. Asi es, porque fueron estos quienes echaron por suelo el proyecto de la formación territorial de las zonas en Lima, organizaciones formadas por jóvenes, muchos no políticos que simplemente querían la derogación de una ley juvenil laboral impuesta por el Gobierno del Sr. Humala, que paradojicamente esta misma tendencia oportunista colocó en el poder en las elecciones 2011, y que hoy justamente no quiere tomar posición frente a los desafíos de cara a esta segunda vuelta electoral del 5 de junio. Esta masa informe, acuosa, desgastada, ambigua, nada unificada, que muchos jóvenes siguen sin analizar, o por simple amiguismo, o confort partidarista, o simplemente por expectativa de un pequeño cargo laboral momentáneo. Esta es la responsable del descalabro ético y moral del país, al no ejercer nunca su papel de oposición real desde la propia ciudadanía organizada. No olvidemos, finalmente, que fue la propia izquierda que unida al APRA, engendró a Fujimori el año 1990.

Archivo Voto Nulo 2016
Lima, Perú
Víctor Abraham

domingo, 17 de abril de 2016

Aprendizaje para el futuro: Crónica para desaprender

El aprendizaje que hizo de mí el hombre que soy ahora, no vino de una ruta académica estricta universitaria, ni de la ideologizante alternancia política de partido alguno porque siempre fui un individuo libre. Así es, esto que hoy conozco -y que da lucidez a lo que creo correcto-, no vino de agarrar a raja tabla los inmensos manuales de Marx, de Lenin, de Engels, de Mao, de Trosky, de los movimientos del ERP argentino, ni de los peronismos exacerbados; porque mi estructura ideológica está muy lejos de provenir de las absurdas ideologías del Comunismo Soviético, que en su tiempo serían direccionadas, todas, por la estupidez de un solo nombre, Joseph Stalin. Estos lineamientos, cual modelos operantes a seguir siempre tendrían al final un mensaje implícito en el consciente del individuo lector que indicaban al final una orden a ejecutar,"Esto es así, y así debe ser en beneficio de los pueblos".

Rutas contra el poder

Las lecturas que hice en mi vida, y sus huellas que lograron impregnarse en mí, no vinieron de las poesías incendiarias del comunista Neruda ni del soviético Mayakovski, de los cómodos y oportunistas Mijail Sholojov, Sully Prudhomme, Maurice Maeterlinck, todos Premios Nobel de Literatura, y en su versión moderna: Vargas Llosa, y Haruki Murakami. No. Tampoco de los grandes libros enciclopédicos de la extensa teoría literaria y académica convencional. Leí a todos, y respeté el trabajo de todos, porque es deber respetar las trayectorias de los hombres. Sin embargo, ninguno significó tanto en mi existencia, como los ejemplos de vida- y de sobrevivencia- de los miles de hombres y mujeres, Zekos o presos en palabras de Solzhenitsyn al interior del mayor polo de crueldad que vería nuestra historia, el infame Gulag. Mi aprendizaje cogió carne, como dirían algunos, en los registros psicoanalíticos de las memorias médicas del propio Freud, cuna matriz de lo que en el futuro, posguerra europea, arrastraría otra fuerza grande, el existencialismo,  Inclusive los trabajos pedagógicos de Alexander Neill, y su escuela de Summerhill, a modo de gran laboratorio educativo, para demostrar que una pedagogía libertaria del niño para este tiempo sí era posible, calaron más en mí que cualquier otra ruta cognitiva propuesta por psicólogos educativos actuales, todos convertidos hoy en entes frívolos, consumistas y permisivos nada saludable a la formación de nuestros niños y niñas.

Los rechazos continuos y la negación de las condiciones humanas a cientos y miles de vidas, convertidas luego por la ficción maravilllosa de la literatura en personajes, alter egos, almas parias, descritas a lo largo de la vida y obra del húngaro Imre Kertész frente a la barbarie del Holocausto nazi, en cuya materialización significó un nombre propio, nada común, "Auschwitz", calaron en mi aprendizaje de asumir posturas posteriores. El oficio de la profesora de piano, Erika Kohut, personaje emblemático de la contestaria escritora asutriaca Elfriede Jelinek, en favor de su lucha por la identidad de las mujeres, esto es el sentido de su libertad y de su respeto social. La misma Jelinek, diría en su momento, "Quien no habla, puede pensar", en fin. Las luchas permanentes y los enfoques de los franceses Camus, en su pedido explícito en favor de la libertad de Argelia, o de Sartre, a través de sus acompañamientos proselitistas durante los sucesos de Mayo del 68, o de sus enfrentamientos no solo ideológicos, sino políticos con Charles de Gaulle en Francia mismo, también sirvieron de mucho. 

Las humanistas ideas del norteamericano Saúl Bellow, en su intento de rechazar lo convencionalmente establecido a través de su alter ego, el profesor Moses Herzog, a cuya frase ha quedado en mi memoria eterna, "Nunca sé conservar las cosas de valor, la plata y el oro. Para mí el dinero no es un medio. Pasa a través de mí. Yo soy el medio a través del cual circula el dinero (...) Todas estas estupideces tan dignas que hacemos, cuestan mucho dinero.(...)La vida de cada ciudadano se está convirtiendo en un negocio. A mi juicio esta es una de las peores interpretaciones del sentido de la vida humana que hallamos en la historia. La vida humana no es un negocio". 

FOTO: nosinnosotros.wordpress.com
Cuando pienso en los sucesos del mundo contemporáneo, no puedo esquivar la mirada, ni obviar a esos cientos de personajes que un día de pronto se detenían en las páginas de los libros para hacer una lucha en favor: no solo de sus derechos individuales, sino de la consciencia moral y colectiva de los pueblos. Personajes como los encarnados en su momento por héroes como el payaso contestario Hans Schnier, para quien su autor alemán Heinrich Boll, pone respuestas en sus labios, y en su consecuencia, cuando le preguntan, "¿qué mosca le ha picado?", y este atina a responder, "los católicos me ponen nervioso porque juegan sucio; los protestantes me irritan con su manoseo de consciencias, los ateos me aburren porque siempre hablan de Dios".

Últimas respuestas

Saco ahora, a relucir algunos aportes últimos, que en al menos estos últimos treinta años de trabajo en el campo social han tenido repercusiones muy fuertes, muy substanciales- y sustentables-, y no solo por tratarse de escritores - o actores sociales- que hayan escrito libros, sino por lo que han hecho estos desde su conducta personal, en el día a día. Me refiero al uruguayo, Eduardo Galeano, ligado siempre al esclarecimiento de cómo se tejían las redes sistémicas del poder, o lo que en su momento llamaría Grupos de poder. Su aporte siempre fue claro desde la primera aparición en 1971, de "Las venas abiertas de América Latina", a lo que en su momento, intentaría expresar, "Solo hay un camino, el ejercicio sentipensante del hombre, esto es,  sentir y pensar al mismo tiempo". El alemán Günter Grass, desde su aparición con "El tambor de hojalata", en 1959, marcaría desde ya también un trabajo de mucho compromiso, un mensaje claro, que deberían seguir, al menos pienso yo, los futuros pensadores y actores sociales de cualquier nación del mundo, la consecuencia individual, la lucha por la ética, y la resistencia a los poderes. 

Por otro lado, el portugués José Saramago, y la periodista bielorrusa Svetlana Aleksijevitj, última Premio Nobel de Literatura 2015, también han aportado mucho desde su campo de acción, "Si no nos defendemos, el gato de la globalización acabará engullendo al ratón de los derechos humanos, La globalización es un totalitarismo por lo que el intelectual no puede estar con el poder", diría el primero, el autor de "Ensayo sobre la ceguera", en una entrevista en Lisboa el año 2001. "Los derechos humanos no se cumplen en ninguna parte. Derecho a la vida, a la existecnia decorosa, a comer, a trabajar, a la salud, y a la educación. La gran batalla de la ciudadanía debe ser la batalla por los Derechos Humanos", agregaría en otra entrevista para "El tiempo" de Bogotá el año 2004.

FOTO: LA PLAZA. NET
Por último, es a través de la periodista Aleksijevitj, en sus crónicas, a través de sus "Voces de Chernóbil", donde queda más claro que el agua, que son los poderes quienes limpian evidencias cuando quieren librar sus responsabilidades ante los ojos del mundo, y quienes sobrepasan las expectativas de sus propios hijos, sus propios ciudadanos porque al final el Estado nunca vela por la atención de estos, al menos desde su propia conmiseración humana. Lo escrito y vivido tras la mañana del 26 de abril de 1986 revela que, "La catástrofe y la guerra", son dos cosas distintas, y sin embargo aparecen bajo una forma similar, soldados, evacuaciones, hogares abandonados, informaciones repletas de términos bélicos. Todo esto marca al individuo quien al final es abandonado a su suerte, en su propia soledad porque aquí cuando surge una catástrofe, ya no aparece el Estado, sino la gente, los jóvenes, los agentes de a pie que salen al frente para dar su vida, mientras los gobernantes solo atinan a compensar medianamente estos actos heroicos con medallas, insuficientes dádivas económicas, ritos ceremoniales a los que luego, pasado el tiempo, condenan a la más burda memoria del olvido a quienes en su momento fueron los activos, los héroes, o como diría un liquidador expresamente en una de las tantas entrevistas que Aleksijevit, recogería, "locos para quien el morir no significaba más una cosa, la bandera de la Unión soviética". Algo paradójico, pienso, para alguien se convierte en ser olvidado.

Lima, Perú. 
Víctor Abraham

lunes, 11 de abril de 2016

CONCLUSIONES ELECCIONES GENERALES 10 DE ABRIL...

I

Adiós Verónika Mendoza...Voto Nulo 2016...
Seguiremos trabajando...!!
Ustedes, jamás cuestionaron el proceso fraudulento Sra., sino que se acomodaron a este con su silencio.
Indudablemente que la izquierda ha sido otra vez la gran perdedora en estos comicios ELECTORALES....

Fuente: ONPE

***

II

No KEIKO, No PPK... El país tiene que ponerse de pie... nos espera una larga jornada con miras al 5 de junio... Voto Nulo 2016...
Fuente: Diario Perú 21

***

III

(ALCANZARON SUS CURULES AL CONGRESO A PESAR DE NO ESTAR FACULTADOS ÉTICAMENTE PARA GOBERNAR...)

Aplausos Kenji Fujimori...
Aplausos Cecilia Chacón...
Aplausos Mercedes Araoz...
Aplausos Mauricio Mulder...
Aplausos Yeni Vilcatoma...
EMPERO, van a tener una gran resistencia en las calles...
las clases medias populares pensantes van a ser sus más grandes opositores ESTA VEZ...
EN SUMA, ESTE RESULTADO CONFIRMA otra vez que, EL PORVENIR DE LAS NACIONES DEPENDE DE LA EDUCACIÓN DE LAS MASAS.
Fuente: Diario Perú 21

***

IV

La pregunta que todos deberíamos hacernos acá es,¿Qué papel va a jugar ahora la izquierda? ¿Por quién van a votar sus fideístas seguidores, sus intelectuales de cajón y escritorio, sus líderes de opinión, la misma Sra. Mendoza? ¿Por quién van a votar? ¿El mal menor?... ¿Saben?, si es que aún puede haber algo de consecuencia esperamos VICIEN SU VOTO.
 
***

Lima, Perú
Víctor Abraham 

domingo, 10 de abril de 2016

VOTO NULO 2016 EN PERÚ: UNA NUEVA ALTERNATIVA

Partimos bajo la ruta de que esta propuesta Voto Nulo 2016 tenía que nacer desde la propia ciudadanía, desde las propias bases poblacionales, y así ha sido desde entonces. Con la participación de muchos ciudadanos peruanos de todas las edades, principalmente jóvenes conscientes, fuimos creciendo. Todos, alrededor de una urgente preocupación, la creciente y escandalosa corrupción enquistada en todos los niveles del país, que terminó ocasionando que el espiral de inseguridad y violencia termine esparciéndose. Todo ello sumado a una quiebra moral, frustración, incredulidad, apatía política y escepticismo generalizado hacia los políticos y sus partidos de derecha, izquierda y centro. Porque esa es la gran verdad, esa fue la motivación inicial, al plantear nuestro primer programa de acciones, hacía ya casi once meses atrás, bajo la primera interrogante, ¿qué queremos?

Stensil. Trabajos de sensibilización.
FOTO: ARCHIVO VOTO NULO 2016
Elevar un trabajo de consciencia, amparados bajo bajo una única receta: nuestra consecuencia y el trabajo participativo de todos aquellos que en el camino se fueron sumando, fue siempre nuestro eje de trabajo. Por lo otro, muchas cosas se fueron dando en el camino, fuimos avanzando a la luz de los acontecimientos hasta desembocar en lo que ya en su momento advertíamos, un fraude electoral y el oportunismo generalizado de todas las partidocracias que jamás dijeron nada respecto a este proceso bastante cuestionado.

Se pronunciaron todos, menos los entes más importantes, el Jurado Electoral, y la Ofina de Procesos Electorales, está demás decir, que ningún presidenciable alzó la voz en protesta, menos en el debate final (tal vez porque era mejor, porque era más conveniente callar, a más silencio y complicidad mayores curules alcanzables). Muchos prefirieron hacerse a un lado, al ver que no alcanzarían la valla impuesta por dicho Jurado de Elecciones (JNE), y bajo un perfil seudomoralizador, prefirieron no arriesgar la inscripción de sus partidos. Craso error, que solo pone en evidencia algo, no son líderes, mucho menos representativos. Las sanciones no se aplicaron con justicia, excluidos unos, escandalosamente encubiertos otros.

Estamos acá porque no queremos que pase lo que ocurrió en las elecciones del año 1995, en donde “el voto nulo y en blanco”, superó los 2/3 (85.74%) de los votos válidos para la elección de congresistas, según consta en los archivos de la Oficina de Procesos Electorales (ONPE), y que desde ya era condición de anulación exigida por la Constitución, según refiere el Art. 184. (Años después se conocería, que los miembros del Jurado Electoral de ese entonces incurrirían en prácticas nada democráticas. Muchas actas electorales habían sido robadas). En suma, el Jurado Nacional de Elecciones (J.N.E.) de aquel entonces, decidió obviar este detalle, jamás se anuló esa elección.

Está demás decir que las últimas dos elecciones, el "Voto Nulo y en Blanco" ha superado el 30 % de los votos válidos para congresistas, siendo superior al voto del partido ganador.

Por otro lado, hemos recibido muchas críticas desde entonces, desde que decidimos empezar a trabajar con el único fin de devolver la esperanza de cambio a este país que es nuestro y el de todos los ciudadanos peruanos. Se nos ha dicho de todo, argumentos falsos, todos desmentidos en su momento por cada uno de nuestros miembros desde nuestra página Voto Nulo 2016.

Uno de los 11 mitos que desmintiéramos desde inicios de esta campaña.
FOTO: ARCHIVO VOTO NULO 2016

Nos preguntan hasta hoy, a ver ¿qué hicieron ustedes? ¿qué hicieron en diez meses de juntarse?, la respuesta que hoy 10 de abril diríamos, es simple y muy lógica, solo hemos intentado hacer algo que en casi 200 años de vida republicana nadie había hecho jamás, y esto es precisamente darle un cuerpo político, ideológico, ético y esperanzador a una indignación dispersa- y no dudamos de que aún siga así-, y es que tal vez hasta hace cinco años atrás viciar el voto, solo era parte de un sentir individual y de rechazo propio ante esta clase seudopolítica que ha venido cayendo cada vez más en detrimento. Diremos que no encontramos nada, no había nada, salvo datos y cifras muertas, escombros, actas anónimas a donde los votos nulos siempre eran arrumados, sin son ni ton, y así, sin ni siquiera una cultura por el Voto Nulo, porque esa es la verdad: no hubo ninguna ruta, ninguna consigna a seguir, salvo el propio interés por despertar la consciencia ciudadana, la consciencia social, la consciencia nacional, y así, desde esa nada, hemos hecho de esta propuesta un sentir colectivo, una esperanza de cambio, una respuesta frontal de consciencia social frente a ese gran gran problema que nuestros seudopolíticos jamás se atreverían a cuestionar, mucho menos erradicar, eso que conocemos todos como corrupción, abandono y abuso de poder. 

Pensamos ahora, sin temor a equivocarnos, que Voto Nulo 2016 queda hoy abierto como un nuevo espacio de apertura, como un nuevo camino, una nueva ruta, el primer paso diríamos, para empezar a organizar desde la propia ciudadanía la construcción de un nuevo país. PORQUE Voto Nulo 2016, ha dejado de ser un proyecto para convertirse en una realidad. PORQUE Voto Nulo 2106, es ya el inicio de una nueva crítica, de una nueva consciencia nacional. 

Por otra parte, muchas gracias a quienes se han venido sumando a esta propuesta, desde las regiones del interior del país y desde la propia Lima, todos, hoy amigos y amigas, que se siguen sumando día a día, haciendo también suyo este reto, que es ya de por sí uno de los mayores y nuevos desafíos de cara a este siglo que de nuestro sistema democrático podemos hacer. Gracias por habernos acompañado en este primer tramo, puesto que aún queda un duro camino por recorrer, esto es apenas el inicio. Porque Vida, Paz y Soberanía son sinónimos de Voto Nulo 2016.

Lima, 10 de abril. 2016
Atte.
Comité Promotor Nacional

El último pronunciamiento. FOTO: LA PLAZA.