domingo, 24 de abril de 2016

Nos escriben... contestamos...

Me escribe una señorita de apellido Salazar, que registra como actividad profesional el ejercicio de la asesoría jurídica, en fin. Bueno, según su texto dice:
"Para anulación total necesitas 66.6% del total de votos válidos.
La Ley orgánica de Elecciones señala que para el cómputo de VOTOS SE RESTAN los votos nulos y en blanco de ELLO SE OBTIENE EL PORCENTAJE.
De lo cual podemos concluir QUE FUISTE UNO DE LOS CULPABLES DE la elección de los 72 CONGRESISTA FUJIMORISTAS, ya que AL DISMINUIR del universo DEL TOTAL DE VOTOS VÁLIDOS los porcentajes de todos los candidatos crecieron.
Además, existe la figura de Apelación que debe ser resuelta.(...)".
Otro, colega, también profesor, me escribe
"Serán responsables cuando Keiko sea Presidenta o ¿igual se van a lavar las manos? (...) Es irreal el voto nulo porque este país no es unido, en este país no hay el sentido de nacionalidad, este país es muy ignorante por eso el voto nulo no llega ni llegará a tener mayoría, ¿crees que con 9% puede hacer algo más que la burla? Para que este país despierte no necesita del voto nulo sino de sacar a esos políticos corruptos con las fuerzas porque legalmente es imposible".
Primero nos preguntaban, ¿qué iba a pasar luego del 10 de abril, cuál iba a ser nuestro siguiente paso de cara a esta esperanza que propusimos cuando lanzamos hace diez meses esta propuesta? Si nos damos cuenta han pasado muchas cosas desde entonces, pero entre todas: la más importante, aunque a muchos sectores de la partidocracia les cueste reconocer es que Voto Nulo 2016 ha empezado a articular ya un proceso de resistencia organizada desde la propia ciudadanía, hecho que ha propiciado la aparición de nuevos frentes de resistencia, denominados también para satisfacción nacional, Voto Nulo, a quienes por supuesto, desde ya agradecemos. 

Segundo, como podemos ver, esto hace que Voto Nulo 2016 en Perú, sea ya una realidad. Ha dejado de ser un proyecto para pasar a convertirse en una realidad tangible, una realidad que ya empezó a germinar, y eso nos compromete a quienes trabajamos al interior de este espacio autónomo aún más a seguir trabajando diariamente. Asimismo es necesario precisar que hasta ahora son once (11), las regiones adscritas a esta propuesta, al menos así lo han ratificado en nuestra última asamblea sus miembros. 

Tercero, logramos según cifras que ya se han difundido desde la ONPE. Solo por citar el último escrutinio que nos llegó nuestra cuenta personal, al 95.45% de actas contabilizadas, Keiko Fujimori contaba con 5,918,498 electores, indiscutible ganadora de la primera vuelta. Sin embargo, los ausentes, nulos y en blanco alcanzaban a sumar más que los peruanos que marcaron la "K" el domingo 10 de abril.  Isaac Bigio, un colega periodista, escribe en una columna para el diario La República de Lima, 
"A medida que se revelan las cifras oficiales más viene creciendo el voto blanco/nulo, el cual ha llegado a una escala sin precedentes en la historia.
Es la primera fuerza para el parlamento andino y también para el Congreso, superando al fujimorismo que consiguió un 55% de este. Para la presidencia este viene trepando hacia el 18% de los votos emitidos (...) Jamás antes el voto blanco/nulo ganó una elección congresal y quedó segundo en un balotaje peruano. La ley no contempla que este pase al segundo turno, pero que sí un alto número de este podría conducir a invalidar una elección forzando a una nueva (algo que tal podría aplicarse para el caso del parlamento andino)".
Del mismo modo,  RPP (Radio Programas del Perú), informó en su momento en fecha 14 de abril, según los escrutinios de la ONPE, al 95.45% de actas contabilizadas,
"Los votos nulos suman hasta ahora 888,730, un número superior en 24 mil a los obtenidos por Alianza Popular (Agrupación política, que representara en su momento el corrupto Sr. García Pérez, ampliamente derrotado por la ciudadanía decente y consecuente). Los votos en blanco son aún más: 2,154,753. En los votos emitidos suman un 16.99%. La cifra total: 3,043,483. (...) De los 21,856,242 electores hábiles este 2016, 3,945,833 no votaron el domingo 10 de abril. Es decir, 825,390 votos más de los que tiene Pedro Pablo Kuczynski hasta el momento.(...) De unir los ausentes, nulos y en blanco de la primera vuelta, se suman 6,989,316 votos. Esto significa un millón más de votos que los que consiguió Keiko Fujimori en esta instancia". (RPP. 14 de abril. 2016)
Los votos blancos y nulos representaron un gran porcentaje y superaron la cifra de varios candidatos. Fuente: ONPE, citado por RPP. 14 de abril.

UNA NUEVA RUTA

SIEMPRE hemos venido afirmando, desde el interior de Voto Nulo, que la ruta del cambio no viene por la continuidad ni el conformismo, menos por la resignación o el oportunismo. Los hechos han demostrado que se está avanzando para afianzar eso que muchos ven como imposible. Sería bueno pedir, o en todo caso dirigir este mensaje a los votantes indecisos, independientes que no forman parte de la base dura de ningún partido, y que por consiguiente no saben si votarán o se abstendrán. Dirgirnos a aquellos que están cansados de un sistema electoral que funciona tan bien para sus partidos, pero muy mal para sus ciudadanos"

Por otro lado, decir que el Voto Nulo favorece a la fuerza de la Sra Keiko Fujimori, es falso y desleal. Eso solo sería cierto, si todos los que anulan su voto fueran antifujimoristas, sin embargo no es así. Quienes anulan están manifestando su posición a un sistema quebrado y desgastado de partidos, no a un partido en específico, además quienes vician su voto provienen de distintos sectores de descontento popular, inclusive partícipes de partidos políticos, no convencidos por sus propios líderes.

Esta propuesta, y ya se ha dicho muy bien esto, ha sido concebido como un espacio de ruptura, de irrupción, de consciencia social, frente a eso que se llama corrupción, y que por cierto hasta ahora nadie ha querido encararla frontalmente, al menos desde la base de una organización propiamente ciudadana por una simple y sencilla razón porque se han acostumbrado a convivir con esta.

Por tanto, y decimos a nuestros detractores, intentando al menos hacernos de un espacio en sus juicios valorativos que no podemos cargar los pasivos de otros, no. El problema del país, y siempre lo hemos dicho, es esa izquierda ambigua, profesa de esa corriente stalinista enferma, esa izquierda vieja y cavernaria acostumbrada a sobrevivir con favores mediáticos, con ONGs, con Gobiernos de turno. Asi es, porque fueron estos quienes echaron por suelo el proyecto de la formación territorial de las zonas en Lima, organizaciones formadas por jóvenes, muchos no políticos que simplemente querían la derogación de una ley juvenil laboral impuesta por el Gobierno del Sr. Humala, que paradojicamente esta misma tendencia oportunista colocó en el poder en las elecciones 2011, y que hoy justamente no quiere tomar posición frente a los desafíos de cara a esta segunda vuelta electoral del 5 de junio. Esta masa informe, acuosa, desgastada, ambigua, nada unificada, que muchos jóvenes siguen sin analizar, o por simple amiguismo, o confort partidarista, o simplemente por expectativa de un pequeño cargo laboral momentáneo. Esta es la responsable del descalabro ético y moral del país, al no ejercer nunca su papel de oposición real desde la propia ciudadanía organizada. No olvidemos, finalmente, que fue la propia izquierda que unida al APRA, engendró a Fujimori el año 1990.

Archivo Voto Nulo 2016
Lima, Perú
Víctor Abraham

No hay comentarios:

Publicar un comentario