jueves, 2 de junio de 2016

A puertas de una nueva elección

El panorama

Luego de la Primera vuelta electoral en Perú, llevada a cabo el 10 de abril, la misma que significó un proceso nada demócrata, sino al contrario viciado y fraudulento, nos volvemos a encontrar otra vez como hace cinco años en la misma rueda, y con dos candidatos elegidos, la señora Fujimori Higuchi, y el señor Kuczynski Godard. Merecedores, según el Jurado Electoral, por haber alcanzado las más altos porcentajes- hecho nada cierto, puesto que aquel día, un mes después y con el conteo al 100% de la votación, se sabría que más de un tercio de la población (casi un 40% del universo de votantes) expresó en las urnas su rechazo absoluto, anulando su voto, dejando sus cédulas en blanco, o simplemente no yendo a votar; lo que originaría una segunda vuelta con dos candidatos ilegítimos, y digo ilegítimos porque apenas la Sra. Fujimori, primer lugar en las elecciones generales 2016, alcanzaría algo menos del primer tercio, en fin.

Archivo Voto Nulo 2106

Voto Nulo 2016, siempre ha sido una propuesta digna, coherente y conscientizadora, una propuesta ética que en menos de un año, pudo poner en jaque a muchos partidos seudodemocráticos, grupos de poder y medios informativos con todos y sus operadores políticos, quienes al verse opacados electoralmente afilaron discursos ambiguos, crearon corrientes de opinión engañosa para desprestigiar este trabajo, y por supuesto tampoco estuvieron presentes lecturas de doble moral. Siempre creímos, cuando levantamos la consigna, ni de derechas ni de izquierdas ni de centros, que este trabajo, sería la propuesta del cambio, de la consciencia, del deber moral, y así han sido desde entonces. No olvidemos, por tanto, que los acontecimientos de la historia están caminando a revalorar la consciencia ciudadana, y hoy en día esta alternativa se consolidó de lejos, como la más coherente, ética y renovadora. Diríamos así, que la corriente Voto Nulo 2016 camina silenciosa a convertirse en una Gran Fuerza Nacional. 

A puertas de una nueva elección

1. Para esta Segunda vuelta, los mismos que representan la continuidad, es decir, el mismo proyecto económico que tanto daño ha causado a nuestra patria, han sabido encontrar aliados, aunque muy generosos, nada honorables. Es decir, que quienes inicialmente, de una u otra manera siempre permanecieron del lado de las mayorías nacionales y de sus intereses, hoy extrañamente llaman a votar abiertamente y sin ningún escrúpulo por el señor Kuczynski Godard, candidato expresamente neoliberal en toda su trayectoria.
Archivo Voto Nulo 2016
2. Es tragicómico ver a los líderes andinos y amazónicos, que en su momento defendieron las luchas de sus frentes regionales de resistencia, como Alberto Pizango, Antolín Huáscar y Miguel Palacín avalando públicamente al candidato del Imperio. De modo similar, resulta inconsecuente ver a Carmela Sifuentes y Juan José Gorriti, dirigentes de la CGTP, firmando acuerdos como los que suscribieron con el Sr. Humala en su momento, y que por cierto, nunca respetó.

3. Del mismo modo, ver académicos e intelectuales, como el señor César Lévano, que ha terminado prestando su portada diaria, primero a la convenida izquierda, y hoy indirectamente al señor Kuczynski Godard. Así es, ver al "todopoderoso" señor Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, llamando a votar por el capitalismo salvaje e injusto. Ver al señor César Hildebrant, no tomar nunca una posición definida real, primero instando al Voto en blanco, y luego, refiriendo a través de su diario sarcásticamente, en alusión a los peruanos que, lamentablemente han optado en la primera vuelta por la candidatura de la señora Fujimori Higuchi, "Qué poco debemos querernos los peruanos". Yo le preguntaría más bien, "Que poco ha de quererse un hombre para no definir una posición clara, y deslindar del todo con la ambigüedad"(Se suponía como me escribió un joven impotente que, "él, o sea usted, significaba la consciencia moral. Qué pena, por la desilusión del joven). Ver a profesores y estudiantes de la PUCP, Pontificia Universidad Católica del Perú, y de muchas universidades de este país, una vez más de espaldas a la realidad, preocupados más por los créditos académicos, y las tecnologías de punta, y reclamando "Keiko no Va". Yo les preguntaría más bien, "Entonces, ¿quién va?".

4. Ver a periodistas radiales, televisivos, y de prensa escrita, callados ante el poder, cómplices del fenómeno electoral mal llamado y acostumbrado "mal menor", hambrientos de dádivas mediáticas, o si no indiferentes al gran vacío existencial de la propia ciudadanía. Ver a los señores Juan Carlos Tafur, Nicolás Lúcar, Federico Salazar, Mónica Delta, e inclusive hasta el nieto del legendario comunista José Carlos Mariátegui, Aldo Mariátegui. Uhm..., escribiendo esto me viene a la mente, aún con el recuerdo muy fresco grabado en la memoria, las palabras que el mismísimo señor Eric Jurgensen, Gerente de América Televisión, diría una de esas tantas noches limeñas cuando marcháramos miles de jóvenes exigiendo, "ya no más Televisión Basura". Expresaría jocosamente, minimizando el acto ciudadano de aquella noche, y que una prensa, por cierto, lo haría sacar más tarde a los medios, "La marcha fue muy poca, Solo unos setecientos que no pueden decidir lo que millones desean ver", Escribiría luego como respuesta, en palabras que un niño que estaba a mi lado, ayudaba a gritar, "las veces que sean necesarias volveremos a marchar porque una y otra vez hemos de luchar".

Foto: Intenet
5. Es cierto que la experiencia traumática del fujimorismo con toda su ola de corrupción, persecución, asesinatos y desaparecidos, cause miedo, rechazo y hasta sea entendible que hoy deba lucharse por que esta historia no se repita. Sin embargo aclaramos que este miedo real es también exacerbado por quienes desde el campo popular hacen campañas abiertas en favor del señor Kuczynski Godard. Las mismas que tienen muchos efectos contradictorios. En primer lugar, porque terminan intimidando, esto es creando más pánico en la ciudadanía, un miedo sistemático que desarma y paraliza, y que lejos de aportar, contribuye a generar mentira, caos, ansiedad, y sobre todo ausencia de ética. En segundo lugar, porque el hecho de ponerse detrás de la candidatura de este señor Kuczynski Godard, de manera acrítica e incondicional implica dejar huérfanos de liderazgo a amplios sectores ciudadanos, que en el caso de ganar la señora Fujimori Higuchi, bien podrían estar a la cabeza de la resistencia, en fin. Pero qué van a ponerse ahora delante de la gente, si lo que buscan es cargos políticos, cobros por campaña, y conveniencialismos. Finalmente, porque durante esta campaña ya no se habla ni se reflexiona sobre el programa reivindicativo y la preparación para la lucha, sino de la irrelevante mirada a corto plazo; ya que al parecer hoy en día da igual gane quien gane la contienda política o electoral: Todo se ha terminado resumiendo en un “Keiko no va” y “Keiko es peor”, o un “PPK es el mal menor”.

Foto: Radio Exitosa

6. El problema de este país no está en sus pobres ni en sus miserias culturales ni sociales ni educativas ni económicas ni nada de esas cosas. Este, es solo consecuencia de algo mayor, de algo más grande que se llama, ausencia de líderes y nuevos referentes morales. Y digo nuevos, porque los otros, los ahora vigentes- para decepción de la población-, se han acostumbrado a la desidia de la sobrevivencia, y lo que es peor, que son jóvenes. Jóvenes algunos, que en su momento abrasaron esta propuesta, y levantaron la bandera del Voto Nulo 2016, alguien llamaría a esto, ¿tal vez, traición?, no lo sé, pero es que lo lamento tanto, y es mejor dejarlo ahí. ¿Los otros?, ah sí, me olvidaba de los otros, "jóvenes que nunca abrasaron esta propuesta, jóvenes escritores, jóvenes docentes, jóvenes académicos, jóvenes activistas, jóvenes amigos, o simplemente jóvenes, a quienes al parecer la tecnología, las frivolidades del consumismo, o la expectativa por elegir el lechón mayor hicieron que jamás despertaran sus convicciones. Por Dios, dónde estamos...Pareciera ser que nuestros líderes y referentes siguen teniendo miedo, siguen mintiendo y lo que es peor, dando mal ejemplo a nuestros futuros jóvenes adolescentes, en fin.

Conclusiones finales.

Así, llegamos a la conclusión de que este alineamiento detrás de PPK terminará al final en desmoralización y desánimo de la población, profundizando el escepticismo y la desconfianza total hacia la política y la acción colectiva. De esta manera, pensamos que quienes hoy corren detrás del señor Kuczynski Godard, arriando banderas, están facilitando una vuelta a lo más perverso del fujimorismo: el individualismo, el escepticismo y la indiferencia egoísta, que destruyeron en su tiempo el espíritu y el tejido solidario en la sociedad. 

Por tanto, y decimos a nuestros detractores, intentando al menos hacernos de un espacio en sus juicios valorativos que no podemos cargar los pasivos de otros, no. El problema del país, y siempre lo hemos dicho, es esa izquierda ambigua, profesa de esa corriente stalinista enferma, esa izquierda vieja y cavernaria acostumbrada a sobrevivir con favores mediáticos, con ONGs, con Gobiernos de turno. Asi es, porque fueron estos quienes echaron por suelo el proyecto de la formación territorial de las zonas en Lima, organizaciones formadas por jóvenes, muchos no políticos que simplemente querían la derogación de una ley juvenil laboral impuesta por el Gobierno del Sr. Humala, que paradojicamente esta misma tendencia oportunista colocó en el poder en las elecciones 2011, y que hoy justamente no quiere tomar posición frente a los desafíos de cara a esta segunda vuelta electoral del 5 de junio. Esta masa informe, acuosa, desgastada, ambigua, nada unificada, que muchos jóvenes siguen sin analizar, o por simple amiguismo, o confort partidarista, o simplemente por expectativa de un pequeño cargo laboral momentáneo al interior de alguna ONG u otro organismo burocrático. Esta, es la responsable del descalabro ético y moral del país, al no ejercer nunca su papel de oposición real desde la propia ciudadanía organizada. No olvidemos, finalmente, que fue la propia izquierda que unida al APRA, engendró a Fujimori el año 1990.

Foto: Diario Perú 21

Ahora bien, frente a ese proceder irresponsable y frente a quienes nos insultan tildándonos de ignorantes, utópicos e insensatos, e inclusive hasta de "fujimoristas", nosotros, los colectivos por el Voto Nulo, reforzamos nuestro llamado a VOTAR VICIADO rechazando este circo electoral. Ya que gobierne quien gobierne, tendremos un escenario muy adverso. ASÍ PUES DECIMOS QUE, estar realmente contra el fujimorismo no se limita a ser simplemente un Anti Keiko o Anti Kenji, sino a rechazar radicalmente el modelo económico social que instaló Alberto Fujimori “padre”, y que desde luego seguirá cualquiera de los dos candidatos. Escribo esto, y vuelvo a pensar, "que el problema no son las luchas reivindicativas, sino las formas asolapadas y quienes las dirigen".

Archivo Voto Nulo 2016

Señores, señoras, jóvenes y señoritas de los movimientos izquierdistas, de los partidos electoreros, de los círculos literarios y académicos que siempre han vivido de espaldas a la realidad. Nos quejamos de la derecha, de las clases dominantes, de los grupos de poder, de las grandes transnacionales editoras. Nos quejamos de que los ciudadanos del Perú no leen, de que hay mucha ignorancia,de  que hay abuso de poder, de que los jóvenes detestan la política, empero - y esto es lo triste- qué hacemos nosotros, los que vivimos en el mundo adulto, qué estamos haciendo para combatir estos flagelos que tanto detestamos, porqué nos cuesta tanto hacer prevalecer nuestra condición de individuos libres, críticos, cuestionadores, Porqué nos cuesta tanto creernos que podemos ser nosotros mismos esos agentes de cambio. Yo les pregunto a ustedes, a qué tacho estamos tirando nuestra consciencia, nuestra estima personal, nuestras ambiciones, y lo qué es peor a qué tacho estamos tirando el futuro de nuestros propios hijos, parece que tanta tecnología, tanta necesidad de afecto existencial, tanta codependencia al consumo exacerbado nos está cegando el sentido común.

Archivo Voto Nulo 2016
Lima, Perú. Junio 2. 2016
Víctor Abraham

No hay comentarios:

Publicar un comentario