viernes, 29 de abril de 2011

Sensibilidad de los "Abandonados"



Estuve visitando páginas blog por la mañana y me encontré con un escrito sugerido. Llevaba por título: “Abandonados”, cuya autoría intelectual corresponde a Haneylyn Moreno Miranda, joven educadora y poetisa trujillana. Al leer el documento me trajo a la mente algunos versos de Vallejo escritos en “Los Heraldos Negros” de 1918; cito aquéllos, relevantes para esta apreciación:


 Esta tarde en Lima llueve. Y yo recuerdo/ las cavernas crueles de mi ingratitud; / mi bloque de hielo sobre su amapola, /más fuerte que su "No seas así!" (…)



Esta pequeña evocación exclamativa: "No seas así! ", pareciera ser que recobra la misma intencionalidad de evocar a un ser querido “hasta los huesos”, que ya no está. Recobra aire en los sonoros “ya pues” del relato. Preciso que alrededor de esta frase se tejen las nostalgias escritas. El fondo es muy profundo.


y de pronto tus sonoros “ya pues” se convirtieron como oración en mis frases.

En momentos de nostalgia se busca un espacio para estar a solas consigo mismo y evocar las memorias de algún remoto pasado. En Vallejo, este espacio está presente en:


Es el rincón / donde a tu lado, leí una noche, / entre tus tiernos puntos/ un cuento de Daudet.


En el relato:


Y yo aquí asustada, sentada en un rinconcito de nuestras vidas,…


Son dos detalles que he extraído, como podría seguir haciéndolo; aunque prefiero omitir para no extender esta apreciación.


En conclusión, el motivo de redactar este escrito mío no persigue otro que de valorar la calidad literaria que hay en otros jóvenes tan buenos para la poesía como para la prosa poética.


Sin duda es harto rescatable la sinceridad con la que ha sido redactado este trabajo “Abandonados”. Hay calidad en las relaciones metafóricas que aparecen conectadas en el escrito. Hay sensibilidad, eso está demás decirlo. Es bueno remarcar que los escritos deberían tender más a una postura vitalista. Aunque la tendencia es respetable y considerable en muchos casos. Hay mucha presencia de la noche, de la lugubridad, de una emoción muy doliente. Es bueno hasta un cierto punto porque hace del escrito una experiencia única.


Indudablemente que fortalezas hay muchas, las que preferiría citar entre ellas:


eras como una noche en estupor(...)


Y yo aquí asustada, sentada en un rinconcito de nuestras vidas, (...)



tratando de besar tus imperfecciones para no molestarme conmigo. (...)



la vida esta vez nos entregó un sonrisa de plazuela provinciana (...)



ver vivir un cadáver,(...)


A continuación me permito extraer, bajo autorización de la autora, este pequeño fragmento, precedido por un epígrafe de Gioconda Belli.


Cada noche vendrá un poema a hacerme compañía, qué es lo que hay… y cambio nuestras ilusiones por tempestades afrodisiacas y lejanas….

Y Tu amor vendrá como una tormenta de nuevo y yo sin saber hacia dónde correr, antes eras como una noche en estupor ahora que no estás. Siempre me siento como una sombra sin esperanza. (…), respirándote lentamente hasta tragarte. Y de pronto quisiste treparte en la locación del infierno para poder conversar con las vampiresas dementes que siempre andaban ensangrentando cuerpos. Y yo aquí asustada, sentada en un rinconcito de nuestras vidas, y de pronto tus sonoros “ya pues” se convirtieron como oración en mis frases.

Si tú no vuelves… otra vez sentiré como arde cuando no importa nada… y otra vez… así de grande sumergiéndose en mi rostro latiendo impotencia. Hoy no lo sé. (No es bueno escribir tan triste…)


Muy buen trabajo Haneylyn Moreno Miranda. Gracias por compartirlo.


La historia completa está en:
http://dragonazul.obolog.com/abandonados-1192767

Desde la Civdad de Los Reyes del Perv.
Víctor Abraham les saluda

sábado, 23 de abril de 2011

Siempre a tu lado.


"Soy más viejo que ustedes, pero en realidad yo diría que hay un elemento en la música que no puede ser capturado, la vida no se captura, el corazón humano no se captura; el momento de la creación misma  es efimero."

***

"Yo he dicho que el alma no es otra cosa que el cuerpo y que el cuerpo no es otra cosa que el alma y nada, ni Dios es más importante para uno que su propio ser. Yo oigo, y contemplo a Dios en cada objeto y sin embargo no entiendo a Dios, tampoco entiendo quien puede ser más maravilloso que yo mismo.

En los rostros de hombres y mujeres yo veo a Dios, y también en mi rostro. Encuentro cartas de Dios yaciendo en las calles y cada uno lleva la firma de Dios, y las dejo en donde están porque yo sé que a donde quiera que vaya constantemente habrá otros; por siempre y para siempre."

Prof. Parker Wilson

Sobre la película: 

Mientras aguarda la llegada de su amo, el profesor Parker Wilson ya fallecido,  Hachi empieza a dormir bajo los vagones de un tren averiado, donde justamente fue encontrado por su amo. Los años pasan y Hachi sigue esperando. Al pasar por la estación, Cate, la esposa del profesor, se sorprende de ver a Hachi en el mismo sitio en un estado sucio, viejo y cada vez más débil y que a pesar de los diez años transcurridos, el can sigue esperando. Tras acercarse a quien tiempo atrás era su perro, Cate decide sentarse junto a él y esperar al siguiente tren. En casa, Cate le habla a su nieto Ronnie (ya con 10 años) de Hachi y de la relación que tuvo con su abuelo fallecido, esa misma noche, Hachi sigue en su mismo sitio donde yace en el suelo y se duerme profundamente por última vez mientras sueña con Parker, del cual tiene una visión de él en el que le anima a ir con su dueño justo antes de que sus espíritus asciendan a los cielos.

Desde la Civdad de Los Reyes del Perv.
Víctor Abraham

domingo, 17 de abril de 2011

El idealismo, la virtud y la esperanza del artista

Hoy 11 de abril. Lunes, de noche... sigo haciendo los decubrimientos más importantes de mi vida. ¿De qué pende la felicidad verdadera de la persona? Me parece que de los cariños, estimas, abrazos, simpatías, alegrías y tantos otros lazos sencillos que dulcifican cada día el vivir honesto.

***

Cuando la profesión de un artista se vuelve su vida, su razón, su dogma, su fe. Es un síntoma de que la raíz endocéntrica del artista está viva. Irradia, trasmite energía a sus seguidores, o debería decir los que buscan emular su trabajo. El trabajo noble del artista sólo alcanza la trascendencia cuando muchos pequeños desconocidos buscan mejorarlo.

***

...Los sueños. Quien alimenta sus propios sueños es llamado soñador. Todo idealista es soñador. Todo ser humano es soñador, nos da la categoría de soñador el hecho mismo que tenemos esa misma rareza: Ser humanos justamente. Todo escritor es un soñador. Debo admitir que este término nos ha sido encajado últimamente con una frivolidad tan inexacta como impropia.(...)Entendamos siempre que los sueños, son justamente eso: Sueños, pero depende de uno mismo convertirlos en realidad; no me refiero a una mera realidad objetiva y materialista, sino a la consecución de estabilidades que nos permiten vivir con modestia y no tanta zozobra.(...)Pienso que la sociedad debe ser más soñadora. El día en que cada uno de sus componentes entienda esto, estaremos frente a una sociedad más agradable, inquieta de hacer algo bueno, pero sobretodo siempre abierta a la convivencia y a la tolerancia con sus demás congéneres.

***

La clave es llegar a romper lo que los demás sólo intentaron o dejaron de romper. Difícil, verdad? Ese es el reto más preciado de ser jóvenes. Ser más excelente de lo que ya ha sido, quien nos aventaja en tiempo. Las generaciones se construyen sobre otras que pusieron el cimiento. Cada día es un valioso diamante que hay que pulir si se lo quiere mostrar al final.



Víctor Abraham les saluda

lunes, 4 de abril de 2011

Carta que nació una tarde de abril.

Estoy muy conmovido por tus palabras. Te entiendo. A veces, ser adulto no es fácil. Mira, personalmente también he sido adolescente. No intento decirte con esto que tengo la fórmula porque nadie la tiene. Cada uno de acuerdo a su experiencia la construye para sí mismo.

Pasé por esta situación. Mi papá quiso que yo me dedique a la electricidad. Mi mamá quería que yo sea carpintero y siga el buen ejemplo del Divino Maestro. Mi profesor que me enseñó los cinco años, y creo que fue el artífice de que terminara en uno de los Premios excelencia del año 94, porque lo fui, quería que fuera ingeniero. Mi tío, que por cierto era el único que había ido a la universidad hasta ese entonces, quiso que yo fuese abogado.

Me empecé a dedicar a la enseñanza desde los 14, hacía trabajos de catesismo para la iglesia. Me nació la vocación de enseñar. Opté por ella. Me fue difícil que aceptaran, pero si hay algo que siempre hice fue escuchar a mis padres y entenderlos. A veces con los padres hay que ser muy pacientes y tolerantes. Recuerda que también tienen sus propios problemas. Hay que usar siempre mucho tino, siempre con respeto. No es bueno juzgarlos.

Ellos, siempre me han ayudado desde entonces... Cuando uno tiene tu edad ,ve que muchas cosas son injustas; pero desde luego todas, tienen una razón de ser. Por algo se dan. Injustas o no siempre las cosas suceden por algo.

Siempre tuve que trabajar para educarme por mi cuenta. (...) Épocas pasadas.

Así hice mi carrera. Mi padre se veía impedido de ayudarme con los estudios universitarios, tal vez ahora entiendo porque nunca quería que yo vaya a una universidad, y era por su escasa economía. Bueno me enseñó a poner de mi parte si quería tener algo. Ahora él ya no está. (...). No me arrepiento de haber estudiado esta carrera. No. Ella me ha dado grandes satisfacciones. Me ha inducido a despertar lo que siempre soñé que era escribir. Pero, ¿qué escribiría un escritor sino tiene vivencias y si no convive con gente tan sencilla como la que me ha rodeado estos últimos años? ¿Cómo podría seguir escribiendo, sino tuviera tantos motivos y personas que he conocido en esta carrera y ahora más que nunca sé que esperan lo mejor de mí? A ellos no les puedo fallar. Son innumerables. (...)

Te das cuenta ahora que todo pasa por algo?

Si bien es cierto cuando estudiaba no tenía la independencia que hoy tengo, pero eso se va consiguiendo de a pocos. He tenido la oportunidad de viajar afuera. El mundo afuera es muy competitivo, y si uno quiere ir allá debe tener un soporte, alguna carrera o algo de qué vivir.

Escribo. Vivo en las ciudades grandes. Sigo enfrascado en tantas cosas y aun sigo pensando en proyectos más ambiciosos a futuro. Hago todo esto porque amo. Amo lo que quiero, y lo que quiero está acá ahora. Pero ¿qué te puedo decir? Esto es muy relativo y todo esto te viene a su tiempo. Nada es inmediato.

A veces, es bueno escuchar mucho a nuestros padres y seguir su consejo. Ellos nos quieren (...), PLANTÉALES LO QUE TÚ PIENSAS. Lo que quieres estudiar; yo sé que te van a apoyar. Ahora, a tu edad necesitas UNA BASE para empezar en este gran mundo de los adultos. No desaproveches (...) el apoyo de tus padres. Uno nunca sabe hasta cuándo nos van a acompañar. Lo mejor es ser grato con ellos.

Tenemos algo que cualquier persona que conozco por más dinero y posición social desearía, (...)esto es la juventud. Ese es el mejor tesoro de la vida. Pero esta bella etapa, que tanta amaba Wilde, en su forma más interna convertida en Dorian Gray y que trató de retener su amigo y  pintor Basil Hallward en un lienzo a la fuerza. No fue suficiente. Dorian comienza a convencerse de que la belleza es lo único que vale la pena tener en la vida y desea que el retrato, que Basil está pintando, envejezca en su lugar.Esto era imposible. Es la naturaleza de la vida. La juventud es efímera, pasa rápido. Debemos aprovecharla al máximo. Lo demás vendrá por añadidura.

(...)

NUNCA DESAPROVECHES NINGUNA OPORTUNIDAD POR MÁS PEQUEÑA QUE SEA. Recuerda que al final del túnel siempre hay una luz para nosotros. Espero que estas experiencias personales. Te sirvan para meditar. No busco imponerte nada ni dar la solución a tu gran problema. Sólo quiero contarte mi experiencia, PORQUE UNA VEZ FUI ADOLESCENTE y si en algo puedo ayudar en buena hora.

Escríbeme cuando puedas para saber cómo te está yendo. Si en algo puedo ayudar cuenta conmigo. Con la mayor estima. Espero que reflexiones antes de tomar una acción. Algún día tú también querrás lo mejor para tus hijos. Nunca tomes una decisión con la furia contenida. Sé paciente. Toma las cosas con calma y escucha. En el diálogo correcto está el entendimiento. Hasta pronto.

***

Este diálogo descrito en la presente carta nació una tarde de abril cuando el autor estuvo enfrascado en tantas cosas. El autor quedó muy agradecido con la linda persona que inspiró estas palabras, que no persigue otro fin más que brindar una respuesta hacia una pregunta. De su puño y letra sólo me tomé el trabajo de transcribirla, agregué algunos ligeros episodios del autor Oscar Wilde, respetando la intención del autor, claro está. Ya que siempre he sido respetuoso de los derechos de autor. Conozco al autor de este escrito, y sé que donde quiera que esté siempre estará orgulloso de haber sido convencido para compartirlo.

Víctor Abraham les saluda

viernes, 1 de abril de 2011

"Soy un payaso, y colecciono momentos." Heinrich Böll. (Nobel de Literatura 1972)

Un enlace al escritor aleman Heinrich Böll. (Nobel de Literatura 1972)
http://www.rtve.es/alacarta/videos/television/henrich-bll-muerto-trayectoria-del-escritor-hombre/830944/?date=1310334122781

***

En las películas artísticas se sitúan siempre en el pasado los sufrimientos del artista. La miseria y la lucha con su demonio. Un artista vivo, que no tiene cigarrillos, que no puede comprar zapatos para su mujer, carece de interés para los productores cinematográficos, porque tres generaciones de charlatanes no les han confirmado aún que es un genio. Una sóla generación de charlatanes no les bastaría. "La búsqueda apasionada del artista". Incluso, Marie creía en eso.

(...)

"Con Marie todo iba bien mientras ella se preocupaba por mi alma, pero vosotros le habéis inculcado el preocuparse por su propia alma, y ahora ocurre que yo, a quién falta el órgano para lo metafísico, me preocupo por el alma de Marie..."

"Déjese de tonterías, Schnier. ¿Qué mosca le ha picado?"

"Los católicos me ponen nervioso", dije, "porque juegan sucio."

"y los protestantes?", preguntó riendo.

"Me irritan con su manoseo de conciencias."

"¿y los ateos?" Seguía riéndose.

"Me aburren porque siempre hablan de Dios."

"Y qué es usted, pues?"

"Soy un payaso", dije, "de momento, superior a mi fama. Y hay un ser católico al que necesito con urgencia: Marie y precisamente vosotros me la habéis quitado."

(…)

"Maldita sea", dije, "Te comprendo. Sólo que demasiado bien."
"Pero, ¿Qué clase de persona eres tú?, preguntó
"Soy un payaso", dije, "y colecciono momentos. Adios.", y colgué.

Opiniones de un payaso (1963)

***

Sobre la obra:

Presenta la historia de Hans Schnier, un payaso de profesión, ateo, a quien le ha sido vedada la felicidad. “Opiniones de un payaso” se convirtió pronto en uno de los mayores éxitos literarios de Heinrich Böll

A través de las opiniones, reflexiones, recuerdos y diálogos telefónicos de Schnier en su apartamento de Bonn, al que ha llegado hace unos pocos días y por primera vez desde que su mujer, Marie, lo ha dejado, la novela construye un retrato fiel y minucioso de una época difícil para Alemania, los tiempos de posguerra, los días transcurridos después del fin de la Segunda Guerra Mundial y el nacionalsocialismo, la construcción del Muro de Berlín y otros sucesos de suma importancia para toda la humanidad. Además de ello, Böll, con una elaborada ironía, realiza una crítica a la sociedad religiosa de Alemania, tanto la católica como la protestante. Todo ello desde la voz de un payaso desencantado, en el temprano declive (tiene veintiocho años) de su vida.



Sobre el autor:

Heinrich Böll. (1917-1985) Escritor alemán, figura emblemática de la literatura alemana de posguerra, también llamada "literatura de escombros". Premio Georg Büchner en 1967 y Premio Nobel de Literatura en 1972. Escritor ágil y de estilo fino, fue crítico con la xenofobia y el extremismo de derecha en Alemania. Expresó su rechazo al conformismo social, a la falta de un sentimiento religioso comprometido y a la utilización de la política en beneficio propio.

Víctor Abraham les saluda