viernes, 20 de abril de 2012

Simone de Beauvoir y sus memorias de una joven formal

  ...me dijo Sartre al anunciarme mi admisión. Le gustaban las amistades femeninas. La primera vez que lo ví en la Sorbona llevaba un sombrero y conversaba con aire animado con una estudiante grandota que me pareció muy fea; pronto le desagradó; se había hecho amigo de otra más bonita, pero llena de complejos y con la que no tardó en disgustarse. Cuando Herbaud le habló de mí quiso conocerme enseguida; y ahora estaba muy contento de poder acapararme; a mí, ahora, me parecía que todo el tiempo que no pasaba con él era tiempo perdido. Durante los quince días que duró el oral del concurso sólo nos separabamos para dormir. Ibamos a la Sorbona a pasar nuestros exámenes y a escuchar los de nuestros compañeros. Salíamos con los Nizan. Tomábamos copas en el Balzar con Aron que hacía su servicio militar en la meteorología; con Politzer que se había afiliado al Partido Comunista. Pero generalmente nos paseábamos los dos solos. En los muelles del Sena, Sartre me compraba novelas de Pardaillan y de Fantomas que prefería con mucho a la correspondencia de Rivière y Fournier; de noche me llevaba a ver películas de cow-boys por las que yo me apasionaba como una neófita, pues era versada sobre todo en el cine abstracto y en el cine de arte. En las terrazas de los cafés o tomando cócteles en el Falstaff conversábamos durante horas.

...Se interesaba por todo y nunca aceptaba nada como resuelto. Frente a un objeto, en vez de escamotearlo en provecho de un mito, de una palabra, de una impresión, de una idea preconcebida, lo miraba; no lo abandonaba antes de haber comprendido sus circunstancias, sus múltiples sentidos...

...Con el romanticismo de la época y de sus veintitrés años, soñaba con grandes viajes: En Constantinopla, confraternizaría con los estibadores; se emborracharía en los bajos fondos con los rufianes; daría la vuelta al mundo y ni los parias de la India ni los popes del monte Atlas, ni los pescadores de Terranova tendrían secretros para él. No echaría raíces en ninguna parte, ninguna posesión le sería embarazosa; no para conservarse vanamente disponible sino para testimoniar acerca de todo...

...Sartre respondía exactamente al deseo de mis quince años: era ese doble en quien yo encontraba, llevadas a la incandescencia, todas mis manías. Con él, siempre podría compartirlo todo. Cuando nos separamos a principio de agosto, yo sabía que nunca más saldría de mi vida...

De: "Memorias de una joven formal". 1958.
Simone de Beauvoir

*Les dejo un enlace interesante que considero muy oportuno dado dado el aporte significativo que tuvo esta mujer.

http://mujeres-riot.webcindario.com/Simone_de_Beauvoir.htm

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.

Víctor Abraham les saluda.

jueves, 19 de abril de 2012

Pär Lagerkvist: Cuando un Premio Nobel de Literatura hace de la angustia y de la nostalgia su mayor inspiración

Recuerdo que un domingo por la tarde, cuando yo tenía unos diez años, mi padre me tomó de la mano y fuimos de paseo al bosque a oír el canto de los pájaros. Con las manos libres iniciamos un gesto de despedida hacia mamá, que tenía que preparar la cena y no pudo venir con nosotros. El sol brillaba fuertemente y nos pusimos en camino con decisión.

No tomamos en serio lo de los pájaros, como si fuera algo especial o fuera de lo corriente. Mi padre y yo éramos muy sensatos y estábamos acostumbrados al bosque y a todas sus criaturas. Lo importante era que papá estaba libre el domingo por la tarde.

Fuimos a lo largo del ferrocarril, donde la gente no podía ir, pero en el que papá trabajaba y tenía por tanto derecho a pasear. Evitamos así el rodeo y llegamos al bosque en línea recta. Entonces el canto de los pájaros y todo lo demás comenzó de pronto.

Currucas, tordos, cerrojillos gorjeaban entre los matorrales y con ellos oíamos todos los ruidos de las criaturas del bosque. El suelo estaba cubierto de anémonas, los abedules mostraban sus nuevas hojas y los pinos tenían ya brotes verdes. El olor era por demás agradable y de la tierra humedecida se desprendía un ligero vapor al contacto del sol. Por todas partes había ruido y vida; los abejorros salían de sus agujeros, las moscas de agua volaban sobre los charcos, los pájaros se lanzaban desde los matorrales para cogerlos y volvían a ocultarse.

De: En el bosque.


Sobre el autor:

Pär Lagerkvist. Suecia, (1891-1974). Poeta, Narrador, Dramaturgo y Ensayista. Estudió en Upsala Historia del Arte. Su obra se ha caracterizado por el pesimismo, la angustia, la indagación de la naturaleza humana y las constantes alusiones a la muerte. En 1940 fue elegido miembro de la Academia Sueca y en 1951 le fue conferido el Premio Nobel de Literatura. Poemarios: Angustia, Caos, País del atardecer, Junto al fuego del campamento.

Más referencias:

http://es.wikipedia.org/wiki/P%C3%A4r_Lagerkvist


Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

miércoles, 18 de abril de 2012

El crimen de los poderosos


Mientras se toman  la última copa de un vino francés, al final de la cena, tres elegantes ejecutivos se lamentan por la inseguridad en las calles y la ineficiencia del Gobierno ante el crimen organizado y el terrorismo. Luego, recuerdan la sobrecarga del Poder Judicial y siguen en sus críticas hasta llegar a Vladimiro Montesinos. De regreso a casa, uno de ellos le da "un sencillito" al policía que lo detuvo por pasarse una luz roja y manejar en estado de ebriedad. Al día siguinte, los otros dos autorizan la emisión de unas facturas por montos menores  al valor real del pedido estipulado en la orden de compra, convencidos de que no hacen nada denigrante y que el apelativo de "delincuentes de cuello blanco" no calza con ellos.

Decidí transcribir este pequeño relato, del artículo: Un ladrón entre nosotros, perteneciente a la periodista Marcela Mendoza Riofrío, el mismo que apareciera este último domingo dentro del Suplemento Portafolio economico del diario El Comercio. Dicho artículo hace un interesante análisis sobre la red delictiva que se entreteje al interior de los negocios, en muchos casos donde corrupción, estafas, cobros e incentivos inadecuados imperan por encima del orden establecido llegando así a suponerse que los gobiernos pasan, sin embargo los malos empresarios subsisten.

Como es sabido y también afirmado por la citada periodista, muchos abogados penalistas empresariales del país tienen entre sus clientes a malos empresarios quienes usan su inmenso poder para corromper todo orden establecido. El problema es que dicho poder es tan perjudicial, que no sólo compra "honestidades" de un sector político de la población, por mencionar autoridades regionales que reciben buenas cuotas por respaldar trabajos ilícitos, - un ejemplo claro, la mineria informal -, no, allí no termina el problema, sino que este se agudiza cuando el ciudadano común y corriente también se perjudica, y por ende llegan los reclamos airados. ¿Culpa de quién?

El Perú, que dicho sea de paso está atravesando por un apogeo económico muy importante, - eso no está en discusión, pienso sin embargo que sí están en total discución: los grandes comercios informales, los contadores de las trasnacionales que descuentan los impuestos en las facturas y libros contables, sin embargo de olvidan de pagarlos a la SUNAT (Organismo encargado de la recaudación de impuestos en el país), y aquellos que facturan menos de lo que venden o simulan facturas mayores a las ventas reales-.

UN PROBLEMA LLAMADO CORRUPCIÓN

Pagos extraoficiales para concretar negocios "rentables", -en la gran mayoría en las regiones al interior del país-; coimeros cotidianos que no escatiman en usar medios ilícitos si es necesario; "visitadores" que regalan semanas de estadía completas en Europa, -incluído el 5% de comisión-, o autos lujosos, a cambio de recomendar una medicina o elegir los libros de texto de terminada marca o selllo, que como es lógico garantizarán compras millonarias. ¡Arreglos insanos, injustos y demasiado estrafalarios para el común poblacional!

Resulta algo increíble que en el artículo, se precise que "en nuestro país dichos arreglos entre privados no están penados porque no afectan al bien común". Se añade luego, " Por ahora, sólo hay una sanción penal cuando, para ejecutar el soborno, se falsean los datos contables para disimular los pagos impropios..."

Por lo anteriormente expuesto, pienso, que aquí si hay un problema, el problema señores es que, no sólo indirectamente, sino también directamente afectan al bien común, ese "bien común" somos los trabajadores, ese "bien común" está reflejado luego, en el incremento de tazas altas de interés que terminamos pagándolas nosotros mismos - los ciudadanos de a pie-, ese "bien común" que escapa de los marcos legales burocráticos y está presente en las alzas en los mercados que hacen que cada vez más personas vivan de las tarjetas de créditos, y las inacabables cuotas de pagos cada vez más inconcebibles, debido a la imposibilidad de adquirir productos con dinero en efectivo. Estos arreglos entre pivados señores, sí que es un gran problema que afecta por consiguiente al "bien común", y por lo tanto debería estar penado en el Orden jurídico. Repito, totalmente penado.

OTRO PROBLEMA, EL FRAUDE

Otro dato que resulta tan escalofriante como el del párrafo anterior, es saber que de los 3 156 expedientes presentados, - y esto es sólo los principales-, por delito en la Corte Superior de Justicia de Lima entre enero del 2010 y marzo del 2012, los 2 530 fueron por estafa, o simplemente fraude. Esto realmente resulta inadmisible. Repito, inadmisible. ¡Qué podemos pedir entonces de la generación menor, aquélla que hoy se está formando en las escuelas de todo el suelo peruano cuando se ve por televisión a vista y paciencia tantos casos que quedan no del todo esclarecidos!

Realmente pienso que hay que reformular muchas cosas en el marco legal peruano, si realmente queremos que nuestro crecimiento económico del que hoy nos jactamos orgulllosos ante los ojos del mundo, sea también coherente con nuestro desarrollo formativo. Para eso se necesita notable y ejemplarmente mano dura y firme para romper este círculo vicioso por arriba y tumbar a los líderes que hoy están orquestando esta red de corrupción.

"NADIE DELINQUE PARA TENER PLATA BAJO EL COLCHÓN"

Ni que hablar de lavado de activos y mercadería de contrabando. Como afirma el señor Julio Rodríguez, del estudio Forsyth Abogados, quien afirma que "nadie delinque para tener plata bajo el colchón. Necesita lavar ese dinero sucio y lo hace -el mal empresario- con mucha destreza."

El artículo, deja claro además que más de un 25% del PBI (Producto Bruto Interno) proviene del narcotráfico. Realmente preocupante. Pero, en economía ¿qué es un PBI?, simplemente una medida agregada que expresa en términos macroeconómicos el valor monetario -dinero obtenido- de la producción de bienes y servicios finales de un país durante un período (normalmente, un año).

El mismo señor Julio Rodríguez,  agrega que: " además tenemos cientos de millones de dólares generados por el narcotráfico de órganos, trata de personas, contrabando de piezas artísticas y prostitución.". Las modalidades entonces para lavar estos malos dineros- según los abogados consultados en el artículo, van desde el consumo de miles de soles "sin factura" en restaurantes de lujo, el uso de "amigos" para compras masivas en tiendas, hasta la creación de "empresas fachada" que brindan servicios "un tanto filantrópicos".

Finalmente como diría el señor José Ugaz, del estudio Benites, y me parece la frase más lógica para cerrar este comentario el día de hoy, es que: "El delito económico es altísimo debido a que el sistema legal es como una telaraña que atrapa moscas, pero el águila pasa sin problemas. Aquí el empresario poderoso se ríe del sistema." Expresión, pienso yo, realmente cierta y de mucho cuidado. La pregunta final que lanzaría a los jóvenes y adolescentes de mi país sería ¿ De qué lado voy a estar yo dentro de este grave y crítico problema que afecta también al "bien común"?
Jóvenes, sin importar la carrera por la que optemos desarrollarnos profesionalemente, recordemos que nosotros somos libres de elegir la respuesta que creamos necesaria, sin embargo recordemos que tras una desición siempre habrá una consecuencia. ¡Buena suerte!

Desde Lima, Ciudad Capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.

Fuente: Portafolio económico. Suplemento dominical del diario El Comercio. Domingo 15 de abril del 2012. Lima.Perú.

jueves, 5 de abril de 2012

El siempre sensible Mario Benedetti: A propósito de su obra: "La Tregua".


Lunes 18 de marzo.
...Pero, además está el deber, el deber de padre y madre. Tendría que ser ambos a la vez y creo que no soy nada. Sentí que me extralimitaba cuando me oí preguntarle con tono admonitorio: "¿Qué anduviste haciendo?¿A dónde fuiste?" Entonces ella, mientras embadurnaba la tortada con manteca, me contestó: "¿Por qué te sentís obligado a hacerte el malo? Hay dos cosas de las cuales estamos seguros que nos tenemos cariño y que yo no estoy haciendo nada incorrecto." Estaba derrotado. Sin embargo agregué, nada más que para salvar apariencias: "Todo depende de qué entendés por incorrecto."

Lunes 3 de febrero.
Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano, y eso era amor.

Lunes 24 de febrero.
Es evidente que Dios me concedió un destino oscuro. Ni siquiera cruel. Simplemente oscuro. Es evidente que me concedió una tregua. Al principio, me resistí a creer que eso pudiera ser felicidad.  Me resistí con todas mis fuerzas, después me di por vencido y lo creí. Pero no era la felicidad, era sólo una tregua. Ahora estoy otra vez metido en mi destino. Y es más oscuro que antes, mucho más. 

De: La tregua. 1960.


***

La Alianza Editorial, S.A., de Madrid ha resumido con estas palabras, la trama de esta historia:

Al borde de cumplir los cincuenta años y de jubilarse, Martín Santomé - viudo, contador, padre de tres hijos- emprende la aventura de escribir su diario personal. La rutina burocrática de su trabajo oficinesco, la coraza de su soledad por convicción, la acritud de de sus relaciones familiares y su indiferencia ante el tráfico de los recuerdos, todo ello se trastoca irremediablemente con la llegada de Avellaneda, una muchacha veinticinco años menor que él. Y así, en la batalla cotidiana de sus días, surge una tregua, que no es otra cosas que el hallazgo del amor que se esconde no detrás de las grandes palabras sino de una mano que se estira y alcanza la otra, de un brazo que tiene la virtud de ser el extremo más dulce de la tierra. La tregua es, sin duda, la novela más importante de Mario Benedetti y una de las obras esenciales de la narrativa latinoamericana contemporánea. La insólita ternura de la prosa de funcionario de Martín Santomé da el tono preciso a esta novela de amores encontrados y perdidos, de falsas y auténticas esperanzas.

***

Hablar de La tregua, es hablar de una forma tierna de contar vivencias a modo de un diario personal. La trama escrita siempre en primera persona, deja ver un lenguaje sencillo, propiamente "uruguasho” e intimista que discurre entre el espíritu fatalista y el espíritu esperanzador, entre la alegría espontánea y la acción meditada, entre la reflexión y el cuestionamiento, entre el dar y el esperar, entre el ímpetu y el sosiego, entre la opción de encontrar por fin un motivo de vida y la absurda  resignación de no poder retenerla, entre el cariño verdadero - expresado en un inesperado "Te quiero" y la no aceptación inmediata- salvo, sea meditada . En fin, entre la oportunidad de tomar una tregua o sencillamente no creerla nuestra.

El autor nos presenta a través de su obra, una forma particular de ver un mundo tan real y crudo de la manera más objetiva y directa. Nos muestra una forma alternativa de encauzar cada momento nuestro, no dentro de un orden establecido como sería lo correcto, sino dentro de una mirada comprensiva que sólo se hace posible cuando el amor llega a ser el protagonista central entre los personajes de la trama.
***

Cuando me acerqué por primera vez al espíritu sensible de Mario Benedetti fue a través de uno de sus poemas, aún lo recuerdo, "Te quiero". Desde entonces quedé muy impresionado con su sentir, impresionado por su forma de entender la vida. Una vida que muchas veces convive con mundo sincero y vagabundo.

Benedetti es un hombre que visiona un país en el que algún día su propia gente pueda vivir feliz, aunque no tenga permiso momentáneo para hacerlo. Es realmente admirable ver que ese espíritu noble quede reflejado a través de un pensamiento tan sencillo y honesto. Él cree en una mirada que mira y siembra futuro, en unas manos que trabajan por la justicia. Benedetti es ante todo ese enorme poeta, ese escritor inagotable que se las ingenió para incursionar en casi todos los géneros, ese periodista y militante político muy arraigado a la causa social de su país, Uruguay. Benedetti es ese hombre del exilio permanente - situación, que pienso le ayudó a afianzar ese espíritu humanista y social tan propio de su legado-.

Pueden descargar el libro en versión PDF. en la siguiente dirección:
ftp://wx3.ath.cx/%3ELibros/LaTregua_MarioBenedetti_Pdf[agujero]/Benedetti,%20Mario%20-%20La%20tregua.pdf







Desde Lima, ciudad capital del Perú.
Víctor Abraham les saluda.